BCE por favor actúe

Aunque tenemos buenos datos macro en los EEUU y los resultados empresariales son muy buenos, el mercado solo está centrado en los aumentos de diferenciales de las deudas periféricas al alemán, que hoy ya rozan de nuevo los 250 puntos básicos. Una barbaridad !!! Estamos en guerra!!

La rentabilidad de los países “en peligro” se ha incrementando de forma preocupante durante estos días. Todo el mundo está pendiente de España y el riesgo de que caiga y arrastre con él a todo el eurosistema.

El reto, de nuevo, es luchar contra la especulación, pura y dura que vivimos en los mercados. Se está atacando ya de frente al Euro, no es España. Atacaron primero a Grecia porque era el más débil, luego Irlanda, Portugal y van tanteando a España. Esto es un ataque de guerrillas, la batalla no ha ni siquiera comenzado, porque los grandes especuladores no tienen claro si van a ganar la contienda. España es demasiado grande como para dejarlo caer, pero los comentarios desde Alemania, con propuestas para reestructurar la deuda y la necesidad de que los acreedores asuman parte de los costes, alimentan la incertidumbre, y esto es abono para especuladores. Los alemanes no parece que tengan la misión de ayudar a Europa, sino a ellos mismos. No podemos olvidar que Alemania es la que más barato se financia y la debilidad que ha generado esta situación en el euro, les beneficia notablemente, al ser una gran potencia exportadora (El euro ha pasado de 1.42 el pasado 4 de noviembre a 1.33 de hoy).

El BCE, quizás muy influenciado por el Banco Central Alemán (preocupados ya de su crecimiento y una posible tensión en la inflación futura) no está actuando con la contundencia de la FED, que ha puesto encima de la mesa ingentes cantidades para aguantar los mercados de bonos.

Es evidente que el BCE debe tener claro que es fundamental salvaguardar la existencia y estabilidad del Euro, pero pueden hacer mucho más para  tranquilizar a los mercados de bonos. ¿A qué esperan? Esto es cuestión de poner dinero comprando bonos del país atacado. Europa no tiene suficiente dinero para rescatar a Grecia, Irlanda, Portugal y España (que es el doble de grande que la suma de los otros tres), porque luego vendría Bélgica o Italia y los que fueran. El premio es grande.

Seguramente estarán dejando que se discuta sobre lo que también hay que hacer: actuaciones firmes de los gobiernos, reformas estructurales, cumplimiento de objetivos fiscales… pero el BCE tiene que tener una mayor implicación en “estabilizar” esta situación con su programa de compra de deuda y liquidez, aunque sea tras obligar a los estados a realizar esa transformación..

No podemos, ni debemos dejar que “los mercados” se puedan plantear que pueden romper la Unión Monetaria. El BCE no puede estar ahí solo para ayudar a los caídos, hay que eliminar a los que ponen zancadillas y proponer una buena dieta a los países para correr mejor, para fortalecer los músculos, para aguantar la maratón…

Por tanto, creo firmemente que solo es cuestión de tiempo de una actuación “ejemplar” que dejará a muchos especuladores “en cueros”. Nos jugamos mucho. Un momento de incertidumbre para generar oportunidades a medio plazo