Crisis Hipotecas Subprime 2007

Aprovechando que estoy impartiendo un Curso sobre Bolsa, quiero dejar una breve presentación, muy sencilla, que realicé para analizar la Crisis Hipotecaria Subprime que comenzó en el 2007 y que nos llevó a una grave crisis financiera y económica. El actual escenario de deflación, recesión, mayor paro, menor consumo, etc. parte de la crisis de unas hipotecas especiales que están en Estados Unidos.

Así mismo, dejo el enlace a un video en You Tube de un programa de Canal Sur donde también colaboré, que explica en unos breves minutos esta crisis.

Las hipotecas, por sí solas no son un ingrediente que pudiera “estropearnos” la digestión, pero si lo mezclas con la creciente globalización económica y tecnológica, la innovación financiera, un exceso de liquidez por tipos muy bajos, la desregulación de los mercados, y la enorme codicia de los grandes bancos de inversión y profesionales que cobran bonus millonarios…

… eso era un cóctel que cualquier chispa podía hacer saltar todo por los aires. Te invito a que veas la presentación y el video.

Check out this SlideShare Presentation:

Hipotecas Subprime. Video You Tube.

El dólar y los Fondos Soberanos

En este momento todos los inversores y analistas se esfuerzan en adivinar los motivos por los que el dólar sigue debilitándose frente al euro. El acierto tendría premio, parar ver cual es el mejor momento para volver al dólar.

Sin duda, el diferencial de tipos de interés y de ciclo económico de EEUU frente a Europa está pesando, así como el gran déficit comercial de EEUU. No obstante, según mi criterio, existen claros indicios de que el dólar ya ha volatilizado su superpoderío de líder de las reservas mundiales.

Muchos paises con elevados niveles de reservas en divisas, están creando unas estructuras llamadas Fondos Soberanos de riqueza, Sovereign wealth fund (SWF), que son fondos creados, financiados y controlados por los gobiernos.

Arabia Saudi, Kuwait, Emiratos Arabes Unidos, Rusia, Noruega, Singapur, China o Corea del Sur, son algunos países que ya lo crearon hace tiempo y que se sabe están diversificando cada día más en otras divisas fuertes, como euro, franco suizo, libra y dólar australiano, que les ayude a protegerse contra las devaluaciones del dólar. Otro de sus objetivos es balancear más claramente el peso de sus socios comerciales con las divisas que compongan sus fondos de reserva.

Según el banco de inversiones Morgan Stanley, sus recursos ascienden hoy a 2.5 billones de dólares, una cifra más de dos veces superior al PIB de Brasil. Esta cifra se puede incrementar anualmente (según apunta “The Economist”) en 450.000 millones, con lo que podrían llegar a manejar 17,5 billones en 2015.

Estos fondos se constituyen con dinero proveniente, básicamente, de las reservas internacionales de los Estados, de los ingresos que obtienen por las exportaciones de recursos naturales (minería, petróleo, etc.) y por los fondos de pensiones administrados por los gobiernos.

El culpable del fenómeno es el fuerte desequilibrio comercial de EEUU acumulado en esta década, dado que el déficit por cuenta corriente de la superpotencia sigue estando en el orden del 5,5% del PIB, generando montañas de dólares a los países asiáticos así como de los países productores de petróleo y minerales.

Como ejemplos más ilustrativos, está China que ya acumula 1.2 billones de dólares en reservas y Japón otros 900.000 millones, dando lugar a un “exceso de ahorro global”.

Así mismo, el creciente comercio entre los miembros de la OPEP de Oriente Próximo y la UE ha agravado el problema para los países árabes productores de crudo. Por ejemplo Arabia Saudí obtiene el 30% de sus importaciones de Reino Unido y la zona euro y sólo un 10% de EEUU, con lo que calcula el precio de su petróleo cada vez más en euros y libras porque ésas son las monedas que utiliza para pagar sus importaciones.

Proceso sin retorno

Hasta hace realmente muy poco tiempo, estos gobiernos invertían básicamente esta ingente cantidad de reservas en bonos del tesoro norteamericano, lo que ha permitido financiar con holgura y bajos tipos el déficit norteamericano. Pero estos países ya están abandonando la seguridad de sus bonos del tesoro para mejorar el binomio Rentabilidad/Riesgo de sus inversiones con una mayor diversificación, trasladando parte de su liquidez hacia otras divisas distintas del dólar, asumiendo el euro cada vez más protagonismo, a la vez que también se trasladan hacia otros activos distintos a la renta fija (materias primas, renta variable, capital riesgo, sector inmobiliario, etc.).

Todo lo anterior está poniendo nervioso a muchas autoridades. No solo afecta a la evolución del dólar, sino que se está notando su entrada en sectores concretos de la economía global a través de la entrada en empresas de forma directa o a través del capital riesgo.

Deberemos vigilar a estos fondos soberanos, porque se convertirán muy pronto en los principales actores de los mercados financieros. La evolución de los mercados de acciones, bonos y divisas pueden estar en sus manos.

La estrategia será intentar convencerlos de que estén de nuestro lado…