La connotación positiva del riesgo

Cuando conversas con un cliente sobre un plan de inversiones, muy a menudo su mayor inquietud es la posibilidad de encontrarse con pérdidas si está incorporando activos de riesgo.
Es una situación normal. La naturaleza de las personas les lleva a tener aversión al riesgo, es decir, en general prefieren no tomar riesgos, frente a asumirlos.
Aunque un asesor financiero, en materia de riesgos de un producto o cartera, se centre en que el cliente pueda entender las pérdidas potenciales, también debe esforzarse en explicar la connotación positiva del riesgo, porque el riesgo viene ligado a la oportunidad.
Ningún problema nos llegará si no tomamos riesgos, pero si no lo tomamos, no ocurrirá nada.
La potencialidad de pérdidas viene asociada a la volatilidad de una cartera, pero como medida de variabilidad sobre un valor medio, igual que pudiera comportarse negativamente, pudiera hacerlo positivamente: necesitamos la volatilidad asociada al riesgo para poder hacer crecer el valor de una cartera a medio plazo.  
Las pérdidas llegan cuando el riesgo se encuentra con la adversidad, cuando algo va mal y el mercado le pone un precio a la baja; pero es posible que las pérdidas no lleguen o se puedan superar en un horizonte temporal adecuado a su perfil, y el haber asumido más riesgo, te pudiera permitir generar un mayor retorno.
Por otro lado, hay que entender que existen numerosos factores de riesgo en una cartera, y no suelen comportarse de forma similar al mismo tiempo, por lo que unos factores de riesgo pudieran ser positivos para una clase de activos y negativo para otros. Por ejemplo un sorprendente elevado crecimiento económico pudiera ser una situación positiva para activos de renta variable, y negativa para activos de renta fija. 
El dilema sobre el riesgo de una cartera es la de entender que el tener riesgo en una cartera de inversión, por sí mismo, no es negativo, ya que las pérdidas puede que no lleguen y el haber asumido más riesgo, especialmente si está diversificado inteligentemente entre diversos factores de riesgo,  pudiera ofrecer un mejor retorno con respecto al riesgo asumido.
Este artículo se publicó inicialmente en mi blog de la web Funds People
Rafael Romero es Director de Inversiones en Unicorp Patrimonio SV y Profesor de Asesoramiento y Planificación Financiera y Fondos de Inversión en el Máster de Asesoramiento Financiero de ESESA

China, una inversión de futuro

El reciente proceso de cambio de gobierno en China, algo que sucede cada diez años, añadió incertidumbres y cierta indecisión de los dirigentes políticos, para poner en marcha reformas económicas y políticas que resuelvan sus grandes necesidades, básicamente la reconducción del crecimiento hacia una senda más sostenible, cambiando el modelo económico con un menor apoyo en el exterior, hacia la demanda interna. También son conscientes que deben reducir la brecha entre las zonas rurales y urbanas, tanto en aspectos económicos, como sociales y en calidad de vida. Así mismo, no pueden olvidarse de la protección del medio ambiente, que va degradándose sin descanso.
El potencial de China como inversión de futuro es evidente, ya que su PIB supone el 17% del total mundial, pasando en la última década de ser el sexto al segundo mayor del mundo, y se espera que en 2030, su economía suponga tanto, como la suma de EEUU y la zona euro, alcanzando el 28% del total mundial, debido a la notable divergencia en las tasas de crecimiento.
China también liderará la convergencia del poder adquisitivo entre el mundo emergente y el desarrollado, ya que el poder de compra de sus habitantes, que se sitúa sobre el 15% del de los estadounidenses en 2011, llegará al 75% en 2050.
Los principales economistas internacionales consideran que China podrá mantener un fuerte crecimiento económico a largo plazo, aunque de menor intensidad que los últimos años. Se va a trabajar más por la calidad del crecimiento frente a la cantidad. El nuevo Gobierno liderado por Xi Jing Ping es conocido por su lucha contra la corrupción, su pragmatismo y diplomacia. Así mismo, se le considera bien preparado, tanto por los aspectos formativos (ingeniero químico y licenciado en ciencias políticas) como su experiencia como político desde joven, siendo hijo de un veterano comunista.
Todas estas metas generarán buenas oportunidades de inversión, tanto en el sector de consumo, como en construcción, seguros, materias primas, etc. en una bolsa en la que cotizan buenas empresas a ratios reducidos a nivel histórico.
En todo caso, numerosas incógnitas siguen vigentes. Tal como exponía Gumersindo Ruiz en su libro “China, un modelo de crecimiento con oferta ilimitada de mano de obra”,  el crecimiento rápido ha sido una prioridad porque es esencial para satisfacer las expectativas creadas en la población y para el mantenimiento del propio poder político. Pero este modelo de crecimiento, con una oferta amplísima de mano de obra,  genera empleo con salarios bajos y carencias sociales significativas como la sanidad, baja esperanza de vida, falta de coberturas de la seguridad social por vejez, desempleo y enfermedad, etc. y por tanto, generando divisiones sociales y un nivel de consumo que no crece igual que la economía, al verse obligados a ahorrar mucho.
Adicionalmente, la frustración de las expectativas creadas por su población menos favorecida, pudiera conducir al país a conflictos que escapen al control del gobierno. Un gobierno que ejerce un poder absoluto en su país, pero también con un notable poder en el mundo.
China, con su capacidad de fabricación a costes reducidos,  ha favorecido la reducción de la inflación global, y por tanto ha permitido mantener los tipos de interés en niveles reducidos, que ayudaron al crecimiento global, el incremento de los precios de los activos en los mercados de acciones, bonos y el sector inmobiliario, la creación de burbujas, etc.
Su capacidad de generar fuertes superávits comerciales, ha engordado colosalmente su reserva de divisas, que han permitido financiar, sobre todo, la enorme deuda de Estados Unidos, por lo que su influencia en la economía es enorme, dado que EEUU es la primera economía del mundo y China su mayor prestamista. Por otro lado, China ha podido estimular la innovación y el desarrollo tecnológico de los países que no pueden hacer frente a su competencia. Su fuerte crecimiento y menor eficiencia energética ha presionado a los precios de las materias primas, beneficiando a los países productores, etc., etc.
En un mundo totalmente globalizado, la influencia y efectos de las decisiones tomadas por el gobierno chino, justifica el análisis y seguimiento del resto del mundo. Cambios sustanciales en la orientación de la estrategia actual deberían descartarse, por el peligro que supondría errar, siendo perjudicada su población; pero la senda de cambios económicos, sociales y políticos son una realidad. China es una inversión de futuro. 

Entrevista digital: Donde Invertir

A continuación dejo una entrevista digital que me han realizado esta mañana los lectores de la web de El Pais , Cinco Días y Cadena Ser.

Ciclo ‘Donde Invertir’

La Bolsa ha mantenido una tendencia al alza en las últimas semanas que hace preguntase a la mayoría de los inversores hasta dónde seguirá este recorrido positivo. El director de Inversiones de Unicorp Patrimonio, Rafael Romero, ha charlado con los lectores sobre las mejores opciones para invertir.

Los internautas preguntan a Rafael Romero

Núria
1. 22/09/2009 – 10:05h.

¿ A qué es debido que estas últimas semanas la bolsa haya mantenido una tendencia al alza?

En mi opinión se debe a la unión de muchos factores. Pero los más importantes son que las medidas extraordinarias adoptadas en materia fiscal y monetaria por los Gobiernos y Bancos Centrales están evitando lo que pudiera haber sido una gran depresión, evidenciándose en datos macroeconómicos e indicadores adelantádos de la economía, además de haber conseguido frenar la sensación de ruptura del sistema financiero en general. Por otro lado, la enorme liquidez existente ha llevado a las inversiones seguras a conseguir unas rentabilidades muy reducidas y esto va obligando a los inversores institucionales a ir tomando poco a poco más riesgo. Al final es un círculo virtuoso que con probabilidad se consolidará y mejorará cuando el empleo y el consumo privado consigan restablecerse.

Jean Luc
2. 22/09/2009 – 10:10h.

Hola Rafael, un placer compartir este rato con usted. Para un pequeño inversor con conocimientos básicos de negocio… ¿se puede entrar ya en banca?… ´recomienda algún valor con un horizonte de 2 años. Muchas gracias.

Me pareció una tremenda oportunidad en los primeros meses de este año entrar en buenos bancos, como BBVA o Santander. Solo viendo las rentabilidades por dividendo que se podían obtener… pero ahora estoy más dudoso. Es probable que se incremente las necesidades de capital a la banca en general y eso a corto plazo les pueda pesar. En una cartera diversificada, sí tendría bancos, pero no más de un 20%. Y un valor a medio plazo, pues BBVA o Banco Popular.

henry
3. 22/09/2009 – 10:15h.

¿Qué pasa con Iberdrola que no despega? ¿Sería mas interesante invertir en Iberdrola Renovables, que parece que tiene mas tirón?

Está más de moda Iberdrola Renovables que Iberdrola y esa es una realidad que se va imponiendo. Las ayudas e inversión al sector se incrementan, así como los fondos de inversión temáticos en energías alternativas, crecimiento sostenible, etc…. pero Iberdrola es una compañía magnífica, con una buena rentabilidad por dividendo y una aparente mejor potencial alcista en los próximos meses. Yo creo que Iberdrola si consigue superar la zona de 6.90 de hoy, se irá hacia 7.75

chilon
4. 22/09/2009 – 10:21h.

¿Cómo cree que será la evolucion a medio y largo plazo de las acciones de Telefónica?

A corto plazo se encamina hacia la zona de 19.50 euros donde tomará un descanso. La compañía tiene sólidos fundamentales y claras expectativas de mejora de resultados para los próximos años. Una rentabilidad por dividendo por encima del 5% y además han confirmado que esta política de buena remuneración al accionista seguirá siendo prioritaria, por lo que es posible que suban el dividendo hasta 1,30 euros y supondría una Tir del 7% aproximadamente a los precios actuales. En fin, para comprar y mantener con toda tranquilidad.

Javier
5. 22/09/2009 – 10:27h.

¿Piensa usted que invertir ahora en el Banco Popular es recomendable?

Tras la ampliación de capital realizada, se ha convertido en el banco comercial más capitalizado de Europa y además realizará una emisión de obligaciones subordinadas convertibles en breve. Es muy positivo que la ampliación se realizó con mucho éxito entre inversores institucionales, que suelen saber donde meter el dinero. No obstante a corto plazo se encuentra digeriendolo. Puede caer hasta 6,50-60 aprox, donde en mi opinión sería el precio para adquirir con la vista a medio plazo, ya que se encontraría más preparado para mejorar su rentabilidad con mejoras de las perspectivas económicas en España.

Incertidumbre
6. 22/09/2009 – 10:37h.

Hola señor Romero. Primero la consabida pregunta de, ¿cuándo tocará la corrección y cuál es la tendencia del Ibex-35? La segunda pregunta sería, ¿qué valores de perfil conservador que todavía tengan recorrido recomendaría? Un saludo y muchas gracias.

No debemos olvidar una máxima de los que nos dedicamos a ésto desde hace muchos años y que no conviene olvidar porque si no te arruinas siempre: “El mercado siempre tiene razón” y también que los mercados se alimentan de “expectativas”. Las expectativas de mejora de la economía en el futuro y unas condiciones financieras con tipos de interés casi nulos favorecen la búsqueda de riesgo, sobre todo si te has perdido el rally por ser prudente. ¿Cual es el coste de ser prudente?¿no hemos tenido una oportunidad que se da solo una vez en cada generación? Díscúlpeme, pero no se si habrá corrección. Seguró que alguna llegará, porque los precios se mueven en ondas, no en línea recta, pero la tendencia es CLARAMENTE ALCISTA, y eso lo ven todos los inversores que manejan grandes volúmenes. Valores conservadores a dejar en cartera: Telefónica, Iberdrola, Repsol, Grifols, Indra y BBVA .

enrique
7. 22/09/2009 – 10:39h.

¿Qué opina de Repsol, romperá la barrera de 19 euros?

Pues en este momento está en claro canal alcista y la zona de 19 euros es su parte alta, pero sí, creo que llegará a 20 y luego lo superará para iniciar un nuevo tramo alcista. En todo caso, debería evolucionar algo más tranquilo.

Jesús
8. 22/09/2009 – 10:45h.

¿Y Jazztel? ¿Sigue siendo un “chicharro” o los recientes cambios en su apalancamiento la empiezan a convertir en una opción de inversión? ¿Optaría por ella?

Lo siento, pero Jazztel hace demasiados años que dejé de creer en su proyecto. Sencillamente no me creo nada de la compañía, pero nada nada. Es como un niño que te ha mentido tantas veces que cuando tenga razón ya no prestarás atención… En positivo el éxito en su capitalización, pero se mueve en un entorno de mucha competitividad con ADSL. Yo no entraría a hacer pupa a los grandes (Telefónica, Deutsche Telekom…) Al final no sale bien. Solo apto para especuladores enormemente avezados.

ANTONIO HUESCA DE MERLO
9. 22/09/2009 – 10:48h.

Hola Rafael, en Enero adquirí acciones del Santander, Iberdrola y en abril de Mapfre, en la actualidad se han revalorizado respectivamente un 53% ,1% y 30%, están adquiridas como inversión a medio-largo plazo 2-4 años. ¿Me recomiendas vender o seguir con ellas?, en caso de vender ¿que me recomiendas comprar pensando en el mismo horizonte temporal?.

Has comprado cuando hay que comprar, en precios bajos. Tienes una mejor rentabilidad que un depósito en el banco. ¿Te hace falta el dinero? ¿No dices que comprabas a largo plazo? Las compañías son buenas. Mi consejo, mantener, porque valdrán mucho más dentro de cuatro años, casi seguro.

Jose A.
10. 22/09/2009 – 10:53h.

Buenos días Sr.Romero , ¿qué opinión le merece a medio y corto plazo invertir en Dinamia? ¿entraría usted en estos momentos?

Las compañías de capital riesgo, como Dinamia, han vivido una enorme incertidumbre que les ha llevado a cotizar por debajo de su potencial, pero el entorno es complicado todavía para la compra-venta de empresas. No obstante tienen una holgada posición de caja (en torno el 40% de su capitalización bursátil) lo que le permitirá cerrar buenas operaciones en este momento. Tiene potencial hasta la zona de 14 euros

Unai
11. 22/09/2009 – 11:01h.

¿Qué opinión le merece Almirall a medio y largo plazo?

Me gusta la compañía y su sector. Me parece una inversión interesante para perfil conservador y a medio plazo, dada su poca deuda y la estrategia de ir entrando en nuevos países con adquisiciones y apertura de nuevas delegaciones, que ya le ha llevado a alcanzar el 40% de sus ventas en el extranjero, así como su mix de producto entre productos propios y licenciados.

Blanca
12. 22/09/2009 – 11:03h.

Buenos días, me gustaría conocer su opinión sobre Gas Natural, si es buen momento para comprar, o hay alguna otra opción del Ibex más interesante. Gracias

Nos gusta bastante Gas Natural. Es una magnífica opción de inversión y su tendencia es impecable. Otras opciones son menos claras.

Mensaje de despedida


¿Es demasiado tarde para comprar bolsa? Hay que ser prudente, pero si tenemos un perfil moderado o arriesgado y un horizonte de inversión a medio plazo, no es justificable perder esta oportunidad? Mientras que los tipos de interés a muy corto plazo estén tan bajos y el sector inmobiliario esté tan deprimido, los grandes capitales seguirán fluyendo hacia las bolsas. Las bolsas no están baratas, pero tampoco están caras a niveles de Per, y los beneficios empresariales subirán… Creo que podemos ver todavía una subida adicional del 10% en los próximos meses.

Los monetarios dinámicos en posible declive frente a los depósitos

Tras dos meses de fuertes turbulencias en los mercados, podemos afirmar con rotundidad que los fondos monetarios dinámicos han salido muy perjudicados en esta actual crisis. Rentabilidades no esperadas han dañado seriamente la confianza de los clientes conservadores, que se ven cada vez más seducidos por los depósitos bancarios a plazo, una inversión segura y de rentabilidad cierta.

Este tipo de fondos, vendidos masivamente gracias a una histórica buena relación rentabilidad-riesgo, han tenido un comportamiento inesperadamente negativo en estos últimos dos meses, al encontrarse una situación excepcional de iliquidez, con activos de dificil valoración a precio justo y muchos nervios en sus partícipes.

Los fondos monetarios dinámicos suelen invertir en activos de mayor riesgo a la espera de obtener un mejor rendimiento sobre los monetarios “clásicos”. Pueden tomar posiciones en bonos corporativos, high yield, bonos convertibles, emergentes o bonos de titulización y ser adicionados con estrategias de arbitraje de divisas, diferenciales de crédito, etc.. Todos estos tipos de activos y estrategias (normalmente apalancadas) se han visto seriamente dañados por el tornado subprime, lo que ha cogido desprevenidos a la mayoría de expertos e inversores.

¿Por qué los gestores no valoraron los riesgos?

Este tipo de productos hacen gala de un impecable control de sus riesgos en base a cálculos estadísticos sobre comportamientos pasados y las correlaciones de los activos, valorando las probabilidades de pérdidas y rendimientos objetivos.

El peligro de este tipo de valoraciones, radica en que al valorar el riesgo mediante datos históricos, el cálculo de probabilidades tiende a agruparse alrededor de medias, dejando fuera sucesos extraordinarios como los que hemos vivido, invisibles a medias o cálculos estadísticos, pero que pueden causar graves daños.

En el artículo publicado en el diario Málaga Hoy de 24-7-07 por Gumersindo Ruiz, planteaba una metáfora tomada de Nassim N. Taleb en “El cisne negro, el impacto de lo altamente improbable”:

“Cuando un grano de arena cae sobre una montaña de otros granos de arena, la forma en que el terreno está organizado es lo que determina si puede haber una avalancha” . Según afirmaba Gumersindo Ruiz tres semanas antes del gran colapso en los mercados, ” las amenazas y los problemas mayores no suelen venir de lo obvio, sino de lo que permanece oculto. Un hecho fortuito y aparentemente de escasa envergadura podría generar una reducción brusca de la liquidez y del crédito”.

Campo de batalla

Aún pesan las amenazas sobre lo que no conocemos, y por ello, es dificilmente valorable todavía la situación para estos productos, ya que el riesgo está disperso, repartido en inversores, fondos e instituciones, a través de la utilización de complejas estructuras financieras.

Esta situación, obliga a muchos clientes conservadores a plantearse si un mejor tratamiento fiscal de los fondos compensa el tener en cartera productos que en muchos casos ha tenido rendimientos negativos por encima del 2% este pasado mes de agosto, por lo que el campo de batalla está preparado para abordar la guerra del dépósito de aquí al cierre del año.

En este momento existen muchas ofertas en depósitos a un año superando el 4,50% de rentabilidad y tenemos cierta facilidad de encontrar ofertas al 5,00%, ahora que el euribor roza el 4,75%, lo que le está aportando un gran “éxito de ventas”. Según los datos del Banco de España, los depósitos a plazo han captado desde enero a junio 30.553 millones de euros, un 60,8% más que hace un año.

Adicionalmente, los bancos se encuentran con dificultades para financiarse a plazo en el mercado interbancario, así como en el mercado de capitales emitiendo bonos, cédulas hipotecarias, ampliando capital, etc. Si la situación de crisis se mantiene, los bancos intentarán mantener e incrementar la actual política de captación de pasivo mediante depósitos, una inversión segura y de rentabilidad cierta.