LECCIONES DE LIDERAZGO

“Los líderes son líderes porque eligen liderar”

La clave del liderazgo es cuestión de elección y determinación. Si efectivamente esto es cierto, entonces la gente que elige y está determinada a convertirse en un líder empresarial influyente, podría beneficiarse observando a otros líderes y emplear sus observaciones para enriquecer su propio estilo de liderazgo.

Nightly Business Report –el programa diario de negocios más visto de la televisión estadounidense-, y la revista de la Wharton School de la Universidad de Pennsylvania se propusieron identificar a los 25 líderes empresariales más influyentes de los últimos 25 años. El resultado de dicha colaboración fue la publicación de un libro titulado “Lasting Leadership: Lessons from the 25 Most Influential Business People of Our Times” (Liderazgo duradero: lecciones de los 25 hombres/mujeres de negocios más influyentes de nuestros tiempos).

El libro identifica ocho características -o atributos- propios del liderazgo que han ayudado a las 25 personas biografiadas a superar los desafíos con los que se enfrentaron y a crear sus propios estilos de liderazgo. Ninguno de los líderes analizados en el libro dispone de todas estas capacidades, aunque poseer una sola no es bastante. No obstante, hay una cualidad común en todos ellos: la perseverancia en el compromiso con el propio proyecto y una visión a largo plazo del mismo.

Veamos cuales son esos atributos identificados del Liderazgo duradero.

1- Ser capaz de crear una fuerte cultura corporativa.

El libro destaca la importancia de construir una sólida cultura corporativa, esto es, un patrón de valores y normas compartidos entre los miembros de la empresa sobre los que se fundamente su acción, y a partir del cual se edifique la cohesión de su equipo humano; en definitiva, generar una identidad compartida y reconocible.

Lo anterior solo puede obtenerse si conseguimos ilusionar a nuestros empleados y que sientan que son parte de una estructura, de un equipo, que les ayudará a cosechar éxitos compartidos.

2- Decir la verdad.
Según Peter Druker, el sesenta por ciento de los problemas empresariales son consecuencia de la mala comunicación. El fundamento del verdadero liderazgo reside en la audacia de manifestar la verdad. Un líder necesita ser creíble e inspirar confianza.

El libro muestra como muchos líderes han aprendido a comunicar la verdad sin temor a las consecuencias, llegando a ser más apreciados y creíbles, y construyendo relaciones más profundas, ya que la verdad es el fundamento de la confianza.

3- Ser capaz de encontrar y abastecer mercados que no están suficientemente servidos.

No todas las compañías lideran el mercado desde la innovación, en algunos casos la clave del éxito radicó en la identificación de mercados inexplorados, de segmentos con necesidades insatisfechas, donde hay poco o inexistente competencia.

4- Poder ver “lo invisible”

Un atributo del liderazgo es poder ver oportunidades de negocio donde los demás no lo perciben. Para ello es muy importante observar la realidad y prestar atención a las señales que permiten anticipar el futuro, predecir crisis, cambios de tendencias, etc., aunque después deberemos de correr el riesgo de equivocarnos.

5- Utilizar los precios para crear una ventaja competitiva.

Algunos grandes líderes construyeron el éxito de sus compañías gestionando sus costes y precios para obtener una ventaja competitiva.

San Walton, fundador de Wal-Mart adoptó la estrategia de comprar barato, vender con descuento y compensar los estrechos márgenes gestionando grandes cantidades de productos. En Dell se mantenían los costes bajos al utilizar la venta directa como principal canal de venta. El líder de Amazon.com utilizó una tecnología y métodos innovadores de descuento en vetas para arañar su cuota de mercado de las librerías tradicionales y sus rivales en internet.

Un precio bajo no nos servirá para mantenernos en mercado a largo plazo, por lo que dicha ventaja deberá de ir acompañada de otro valor añadido y conseguir la satisfacción de nuestros clientes.

6- Gestión y creación de la marca de la empresa

La marca es un valor intangible que representa un conjunto de valores clave, reconocible por el público, que caracteriza el producto o servicio. Es un activo estratégico de la empresa y una fuente de ventaja competitiva frente a otros productos o servicios similares.

7- Aprender con rapidez
El escenario donde las empresas se desenvuelven es muy cambiante, por lo que requiere tener una capacidad de aprendizaje rápido para ir adaptándose a las nuevas situaciones que se van generando.

8- Gestionar los riesgos
El liderazgo conlleva enfrentarse a la incertidumbre, al riesgo, dado que los mercados se ven influidos por factores que ni pueden ser conocidos de antemano ni son completamente controlables.

La decisión de asumir o no un determinado riesgo suele depender de la potencial recompensa de hacerlo, pero puede manejarse mejor con herramientas de planificación de escenarios, que permiten visualizar alternativas futuras y desarrollar estrategias específicas para cada caso.

Ponga magia en su empresa

“No es magia lo que hace que funcione, es la forma en que funcionamos la que crea la magia”

Pocas empresas nos sorprenden tanto que podríamos decir que la experiencia de la relación con sus productos y servicios ha sido más que excelente, que ha sido mágica.

Una de las compañías que nos hacen disfrutar de verdadera magia es Disneyworld. Lee Cockerell, el antiguo responsable de operaciones de Walt Disney World Resort ha escrito un libro: “Ponga magia en su empresa”, en el que nos enseña sobre como trabajar la “fórmula del éxito”, lo que ellos hacen para que se origine la magia.

El autor señala que el secreto para poner “magia” en nuestras carreras, organizaciones y vidas es simple: Un liderazgo excepcional. Un Liderazgo excepcional que inspire a los empleados (actores), para que ellos deleiten de forma excelente a los clientes (invitados), generando su satisfacción y posteriormente lleguen los beneficios para Disney.

El autor demuestra que el liderazgo no consiste en manejar teorías complejas, sino que todos podemos ser líderes si seguimos las diez prácticas estrategias de sentido común que se destacan en este libro:

1.- Recuerde siempre que todo el mundo es importante (integración, escucha, accesibilidad)

2.- Rompa moldes (hay que reinventar el negocio)

3.- Haga de sus empleados su marca (determinar perfiles, fijarse en el talento, evaluar constantemente, despedir con tacto)

4.- Haga magia con el coaching (misión, desarrollo, ejemplo, momentos mágicos, comunicación)

5.- Evite los trastornos (hay que centrarse en escuchar a los clientes y a los empleados, avances tecnológicos, anticiparse, evaluar cambios)

6.-Averigüe la verdad (salir del despacho, empatía, seguridad, feedback sincero)

7.- Utilice combustible gratis (dedicar tiempo a los empleados, sorprenderles positivamente, publicitar, vocabulario estimulante)

8.- Manténgase en cabeza del pelotón (aprender de los mejores)

9.- Vigile lo que dice y hace (pasión, esfuerzo, ambición, humildad)

10.- Afiance su carácter (valores, ética).

Para Lee es sencillo: podemos mejorar nuestros beneficios mejorando como líderes, infundiendo calidad, carácter, entusiasmo e integridad en nuestras vidas y en nuestro puesto de trabajo.

LAS CLAVES DEL EXITO ESTAN EN EL EVANGELIO

La crisis que estamos viviendo debe hacernos reflexionar. Un buen número de problemas se han ido generando en estos últimos años debido a una búsqueda del éxito rápido, olvidando poner los cimientos para una vida más plena y un desarrollo profesional más sostenible y duradero.

Quizás nos conviene regresar a las enseñanzas más antiguas, el Evangelio, para mejorar nuestro comportamiento como ejecutivos.

El mejor libro de autoayuda de todos los tiempos. Así se titula un libro de “management” de José Ballesteros, un experto en liderazgo que ha recurrido a las enseñanzas de los Evangelios para encontrar la clave del éxito. Tras analizar la insatisfacción que encuentran en sus vidas muchos hombres a pesar de haber tenido mucho éxito en lo económico, plantea descubrir el éxito verdadero: el camino hacia la felicidad, condicionado al desarrollo de nuestras capacidades y la adquisición paulatina de las virtudes.

En el libro se repasan un total de 18 leyes o normas para lograr el éxito, desde aquellas que indican cómo vencer las preocupaciones cotidianas hasta las que convencen al lector del valor del esfuerzo, la perseverancia o el compromiso, todas ellas sacadas de la lectura atenta de los textos evangélicos.

Las 18 leyes están divididas en cuatro apartados: mente, creencias, acción y perseverancia.

A) Todo comienza en tu mente:

1. Ley del control: “Debemos controlar lo que pensamos pues nuestro pensamiento determina nuestros sentimientos y éstos, a su vez, nuestras acciones y comportamientos” (“Nada de lo que entra de fuera puede manchar al hombre; lo que sale de dentro, eso es lo que mancha al hombre”).

2. Ley de la correspondencia: “Lo que pasa en el exterior es una proyección de lo que nos pasa dentro de nosotros mismos” (“No hay árbol sano que dé fruto dañado, ni árbol dañado que dé fruto sano. Cada árbol se conoce por su fruto”).

3. Ley del desarrollo personal: “La fortuna que cualquier ser humano consiga durante su vida irá en proporción directa con el grado de desarrollo personal y profesional que alcance” (“Al que produzca se le dará, pero al que no produzca se le quitará hasta lo que cree tener”).

B) Lo que creas es lo que atraes

4. Ley de la fuerza de las creencias: “Aquello en lo que crees firmemente se producirá en tu vida” (“Según vuestra fe, así os suceda”).

5. Ley de las expectativas: “Todo lo que esperes con certeza e intensidad se convertirá en una profecía que se cumple” (“Pedid y se os dará, buscad y encontraréis, llamad y os abrirán; porque todo el que pide recibe, el que busca encuentra y el que llama le abren”).

6. Ley de la atracción: “Somos imanes vivientes, atraemos a las personas y las circunstancias que están en armonía con nuestros pensamientos y creencias” (“Todo lo que querríais que hicieran los demás por vosotros, hacedlo vosotros por ellos”).

7. Ley de la globalización: “Una cosa atrae a la otra, las circunstancias se atraen. Todo el universo conspira para ayudarte en el objetivo que te marques” (“¿Cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a quienes las piden?”).

8. Ley de la abundancia: “Hay suficiente para todos. No existe la escasez en esta vida” (“de la abundancia del corazón, hablará la boca”).

C) No basta con creer, hay que hacer

9. Ley de la causa y el efecto: “Todo tiene una causa específica. Si existe un efecto que quieres alcanzar, observa cuáles son sus causas y reprodúcelas y repítelas, de forma que se producirá tal efecto deseado” (“Cada árbol se conoce por su fruto: ¡No se cogen higos de las zarzas ni se cosecha uva de los espinos!”)

10. Ley de la siembra y la recogida: “Obtienes lo que siembras. Todo lo que sucede en tu vida viene marcado por lo que piensas: tu comunicación interior y de ahí a lo que haces, lo que haces provoca unos resultados multiplicados” (parábola de los talentos).

11. Ley de la aceleración acelerada: “Cuanto más rápido e intensamente te muevas hacia tu meta mas intensamente se moverá ésta hacia ti” (“al que produce se le dará hasta que le sobre”).

12. Ley del magnetismo: “Cuanto más éxitos tengas en la vida, más éxitos atraerás” (“Dad y os darán”; “la medida que uséis la usarán con vosotros”).

D) Sólo el que persevera lo consigue

13. Ley de la perseverancia: “Cuanto más importante sea algo que queremos conseguir más perseverantes debemos ser” (“si no cambiáis y os hacéis como niños, no entraréis en el Reino de los Cielos”).

14. Ley de la acumulación: “Cada gran logro en la vida es el resultante de la acumulación de esfuerzos y sacrificios pequeños que muchas veces son difíciles de apreciar a simple vista” (parábola del administrador: “quien es de fiar en lo de nada, también es de fiar en lo importante; quien no es honrado en lo de nada, tampoco es honrado en lo importante”).

15. Ley de la perspectiva del tiempo: “Las personas mas exitosas en cualquier sociedad son aquellas que toman decisiones con mucho tiempo de anticipación” (parábola de las jóvenes vírgenes).

16. Ley de los talentos: “Dedícate a aquello que te apasiona y tendrás éxito. Toda persona ha nacido con uno o varios talentos específicos, elige tu propósito vital en función de éstos y serás feliz alcanzando lo que te propongas en esta actividad acorde a tus talentos” (“al que mucho se le dio mucho se le exigirá; al que mucho se le confió, más se le exigirá”).

17. Ley del kilómetro extra: “El único medio seguro para alcanzar el éxito es prestar más y mejores servicios de los que esperan de ti, sin importar cuáles puedan ser las tareas.” (“A quien te fuerza a caminar una milla, acompáñalo dos”).

18. Ley de la gratificación retardada: “Todo logro conlleva un sacrificio, y al conseguirlo es cuando podemos premiarnos. Hacerlo antes nos resta energías y motivo para perseverar en la consecución del mismo” (“el que echa mano al arado y sigue mirando atrás, no vale para el reino de Dios”).

EL LADO POSITIVO DEL FRACASO

“El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse”. Winston Churchill

Nuestra sociedad estimula el espíritu competitivo como modo de vida. Los “triunfadores” son encumbrados. Para los “perdedores” no hay sitio. Sin duda, saber aceptar los fracasos y sacar partido de ellos es la medida más beneficiosa que pueden tomar las personas. Aunque el ser humano es consciente de que los científicos e investigadores contemplan el error como un paso valioso para poder avanzar, esta teoría no suele aplicarse.

Para John C. Maxwell, autor de El lado positivo del fracaso, muchas personas se quedan observando los triunfos de los demás justificándolos con la buena suerte, sin tomar en cuenta que la diferencia entre las personas con un perfil medio de éxito y los triunfadores es el concepto que tienen del fracaso y cómo lo enfrentan. Este profesional destaca que existen personas que no están preparadas para afrontar el fracaso; no obstante, hay que aprender a hacer del fracaso un amigo.

Maxwell señala que para aprender a ganar hay que aprender a perder y saber qué hacer cuando se pierde. “Los ganadores ganan porque saben qué hacer cuando pierden. Cuando se aceptan los errores sin sentir un fracaso definitivo y paralizante, el error puede percibirse como una oportunidad de aprendizaje, como una fuente de información de qué cosas van bien y cuáles no”.

Aprendizaje activo
Desde hace tiempo en Alemania hay grandes compañías que están organizando una especie de “Seminario sobre lo positivo del fracaso” para sus principales directivos. Con la ayuda de agencias especializadas en voluntariado corporativo, les ofrecen la oportunidad de interrumpir por una semana sus brillantes carreras para que ejerzan tareas de voluntariado social, ayudándoles a mirar la vida desde abajo, a enfrentarles con el sufrimiento y a relacionarse directamente con personas en situaciones difíciles.

Los ejecutivos asumen el rol de auxiliares en un espacio social desconocido. Aunque pueden elegir dónde prefieren trabajar, se les recomienda que intervengan en el ámbito social que más reparos les genere. Las impresiones obtenidas brindando por ejemplo ayuda a la gente sin techo o a jóvenes drogadictas que viven de la prostitución, marcan más profundamente que los seminarios convencionales. A veces se les propone acompañar a ancianos en su agonía.

Enormes consorcios mundiales como DaimlerChrysler o Siemens, conocen el lado negativo de la ambición directiva y por ello buscan el objetivo de poner a examen sus escalas de valores, eliminar posibles prejuicios y ayudarles a pensar diferente, aumentando su sensibilidad. Creen que permite mejorar la competencia social, los recursos comunicativos y la capacidad para resolver conflictos. Daimler lo llama cambio de página. En Siemens le llaman Switch.

Hay teóricos del management convencidos que no es casualidad que en la segunda mitad del siglo XX surgieran grandes políticos y empresarios en Alemania crecidos en plena posguerra. En esa época, muchos experimentaron carencias, privaciones, pérdidas o humillaciones que les permitieron forjar un carácter más fuerte ante las adversidades y a la vez mantener dosis de humildad ante los éxitos, ya que sabían lo que es perder.

Aprender del fracaso

Todo el mundo ha sufrido algún fracaso tanto en su vida personal, estudiantil o profesional y todos sabemos que seguirán llegando a nuestras vidas. El fracaso es como una especie de indicador que nos dice que lo que hemos venido haciendo, tal como lo hemos venido haciendo no funciona o no da el resultado que esperábamos. Y que se espera un cambio en nosotros. A veces es cuestión de revisar nuestra ambición o de modificar los medios que hemos ensayado para alcanzar tal ambición. También el fracaso puede revelar que fuimos imprudentes al evaluar o que hemos utilizado los criterios incorrectos a la hora de evaluar.

Pero lo más importante es aprender de la resolución de estas pequeñas o grandes crisis. Cuando has superado sin traumas fracasos anteriores, estás más preparado para posteriores desafíos y obtienes una mayor capacidad para soportar los fracasos que pudieran llegar.

Aprendemos porque para superar estos fracasos suele necesitarse buenas dosis de coraje, determinación y esfuerzo. Si además aprovechas este periodo para reflexionar y hacer ajustes de mejora podremos encontrarnos con nuevas energías para enfrentarnos esperanzados a nuevos retos, mejorando en todas nuestras facetas, personal y profesional.

LOS BENEFICIOS DEL HUMOR EN EL TRABAJO


El pasado 1 de abril se celebró el Día Internacional de la Diversión en el Trabajo (Fun at Work Day), reconocido en importantes almanaques como el Chase’s Official Calendar of Events norteamericano, y celebrado por trabajadores y empresas de todo el mundo. El motivo de dicha celebración es el recordar que eltrabajo no tiene por qué ser gris y el humor ofrece importantes beneficios para la organización y su equipo humano.

La consultora Humor Positivo http://www.humorpositivo.com/ ha querido este año dar a conocer esta iniciativa en toda España. Esta consultora integrada por dos doctores en ciencias políticas y pedagogía, son pioneros en España en la formación de profesionales en el desarrollo y aplicación del sentido del humor a través de innovadores cursos y asesoría especializada. Buscan organizaciones interesadas en aplicar el humor en el entorno laboral y aprovecharse de sus beneficios. Para llamar la atención la consultora programó una pequeña manifestación el martes 1 de abril frente el Ministerio de Trabajo, donde hicieron entrega de una carta al Ministro. Lo simpático es que ellos cedían bombines y paraguas a losejecutivos que les acompañaran, por lo que se produjo una manifestación de “Gentlemans” (ver foto).

La puesta en escena de esta consultora, según su página Web se basa en la variedad, la originalidad y la sorpresa, con el objetivo de estimular todos los aspectos del complejísimo fenómeno del humor: exposiciones orales, trabajos en grupo, actividades dinámicas, tormentas de ideas, presentaciones Power Point, elementos de música, visualizaciones guiadas, talleres de improvisación, técnicas de clown, proyecciones de vídeo, ejercicios de escritura, de dibujo, de mímica, juegos de todotipo, trucos de magia, sesiones de relajación, títeres, bromas, baile,cuentos, chistes, disfraces, ilusiones ópticas, rompecabezas…

Los beneficios del humor

¿Cómo vamos a pagar a un consultor para que nos enseñe a divertirnos? Desde luego el currículum de estos señores http://www.humorpositivo.com/Quienes%20Somos.htm aporta la necesaria confianza en que sus servicios no son una broma. Debemos tomarlo enserio, ya que según parece la investigación científica ha confirmado que un uso adecuado del humor puede producir efectos positivos a nivel individual y colectivo. Estos efectos se traducen en importantes beneficios para las empresas que desarrollan y canalizan sus propios recursos humorísticos.

Aumenta la productividad

  • Atrae y retiene a los recursos humanos más valiosos
  • Potencia la salud y las capacidades del empleado
  • Fortalece la motivación individual y colectiva
  • Estimula la innovación
  • Optimiza la comunicación interna
  • Favorece el aprendizaje
  • Cohesiona los equipos humanos

Multiplica las ventas

  • Potencia el impacto persuasivo de los mensajes de venta
  • Fortalece las relaciones con los clientes

Mejora el clima laboral

  • Crea un entorno más agradable y humano para trabajar

Publicación del libro “Alta Diversión”

Los miembros de la consultora han escrito un libro que mañana estará disponible en las librerías. Su título es “ALTA DIVERSION. Los beneficios del humor en el trabajo”.

En él podremos encontrar todo lo que necesario para transformar nuestras empresas en una organización más humana y divertida:

  • Pruebas científicas de los beneficios del humor en el trabajo: combatir el estrés, fomentar la motivación y la creatividad, optimizarla comunicación, unir al equipo, atraer y fidelizar al cliente…
  • Ejercicios y dinámicas para reducir las tensiones con el ingenio, potenciar la innovación con el juego y crear un ambiente divertido.
  • Técnicas eficaces para comunicar cualquier mensaje con gracia, desde el anuncio del bonus a los mensajes más sensibles: las peticiones, las críticas, las malas noticias…
  • Ideas sorprendentes para atraer la atención de los clientes e iniciar con ellos una relación más cercana, humana y lúdica.
  • Diez pasos para crear una empresa divertida, basados en laexperiencia de casos extraordinarios como Google, Southwest Airlines, IKEA, Pike Place Fish o Air Nostrum…
  • En total, más de 300 iniciativas que ya se han implementado en organizaciones de todo el mundo, desde las grandes entidades financieras a la cafetería de la esquina, para divertirse de camino al éxito.

En fin, yo estoy deseando poder leer el libro y aplicar sus recomendaciones… y ya sabes, tómate la vida con buen humor y tu empresa funcionará mejor !!

El ajedrez mejora nuestra capacidad directiva

Quería hacer referencia a un artículo publicado en http://www.expansionyempleo.com/ sobre un libro escrito por Gary Kasparov titulado “Como la vida imita al ajedrez”.

En él, invita a reflexionar sobre las reglas del ajedrez y de los negocios, ya que son iguales para todos. Lo que debemos hacer -dice el genial ajedrecista- es detectar qué es lo que nos funciona mejor y luego, a base de retos y dificultades, desarrollar nuestro propio método. Cómo conseguir el éxito es un secreto, porque sólo se puede descubrir analizando nuestras propias decisiones. No se puede enseñar a tomar mejores decisiones, pero se puede aprender de uno mismo.

El libro señala varios puntos que necesitamos focalizar para mejorar el rumbo de nuestras vidas personales y profesionales:

Conocernos mejor

Conocerse a uno mismo es esencial para combinar tu sabiduría, experiencia y talento con un mayor rendimiento. Hay que ser profundamente consciente de los métodos que te llevan a la toma de decisiones.

Planificación

Comenta Kasparov que la planificación a largo plazo no tiene que ver con decisiones futuras sino con el futuro de las decisiones actuales. Las tácticas para el futuro no son estrategia. Las tácticas se realizan a base de cálculos: si el contrario hace tal cosa, yo hago la otra; si él me quitó un peón, yo tomaré su alfil. Si nuestro competidor aumenta los precios, nosotros aumentaremos la producción. Son reacciones programadas, pero la estrategia tiene que ver más con los objetivos.

Hay un dicho en ajedrez que dice que la táctica consiste en saber qué es lo que hay que hacer cuando y donde haya algo que hacer, mientras que la estrategia consiste en saber qué es lo que hay que hacer cuando no hay nada que hacer. Los directivos que echan la culpa a una estrategia defectuosa es que no tienen ninguna estrategia, pasan de una escaramuza táctica a otra sin seguir ningún rumbo estratégico.

Autocontrol

Es difícil mantener el rumbo y no caer en la tentación de recoger el guante del competidor y aceptar su desafío. Eso requiere un autocontrol firme, ya que las presiones para cambiar son enormes. Nuestro ego desea probar que podemos batirle en su propio terreno. Cada ajedrecista y cada empresa pueden tener estrategias distintas en la misma posición que pueden resultar igualmente eficaces, por lo que se puede afirmar que en los negocios no existe una única estrategia.

El 50% de las decisiones de un directivo son idénticas a las de cualquier hombre de negocios competente. Es el otro 50%, o incluso ese 10% más complicado, el que marca la diferencia. El gurú japonés Kenichi Ohmae dice que la pregunta “¿Por qué?” es la que distingue a los empleados de los visionarios. Si queremos entender y desarrollar nuestra estrategia debemos hacernos constantemente esa pregunta. Hay muchos ajedrecistas que repiten los movimientos que antes han realizado muchos grandes maestros y nunca llegan a saber por qué lo hacen.

Cuestionarse a uno mismo debe convertirse en un hábito lo suficientemente arraigado como para superar los obstáculos del exceso de confianza y el desánimo.