Fondos de Preferentes

A continuación dejo artículo publicado en el último número de Funds People (revista especializada en fondos de inversión, lider de audiencia en el sector) en mi calidad de Profesor de Finanzas en  ESESA (Málaga)

FONDOS DE PREFERENTES, UNA BUENA OPORTUNIDAD

Los cambios regulatorios previstos con respecto a los niveles de capital de entidades financieras (banca y seguros) y el actual entorno de mercado, invitan a considerar las posibilidades del mercado de preferentes y deuda híbrida en general, ya que ofrecen altos rendimientos y margen de estrechamiento de sus diferenciales.

La deuda híbrida son instrumentos que forman parte del capital pero en forma de instrumentos de deuda. La estructura de capital de una compañía se divide en categorías en función de sus características: los recursos propios básicos, conocidos internacionalmente como Tier 1 (T1) y los recursos de segunda categoría, la deuda Upper Tier 2 (UT2) y Lower Tier 2 (LT2).

Los principales componentes de los recursos básicos son:

• El Core Capital , que incluye el patrimonio de los accionistas ordinarios, beneficios retenidos, primas de emisión y otros excedentes.

• La deuda T1, que es deuda subordinada perpetua de cupón no acumulativo (condicionado el pago de cupón a la existencia de beneficios y no siendo acumulativo el cupón a otro ejercicio si no son satisfechos) y que absorben pérdidas cuando se producen. Son las conocidas participaciones preferentes o “preferred securities”.

Los recursos de segunda categoría (UT2 y LT2) no pueden exceder de los recursos básicos. Son deuda subordinada y sus diferencias estriban en que la UT2 tiene carácter perpetuo, absorben pérdidas y los cupones son obligatorios, pero son prorrogables y acumulativos. En cambio la LT2 tiene un vencimiento prefijado mínimo de cinco años, siendo obligatorios los cupones y no absorben pérdidas.

Nueva deuda híbrida: los bonos convertibles contingentes

Las autoridades supervisoras buscan mecanismos para que las entidades mantengan un pasivo susceptible de convertirse antes o después en acciones, por lo que se espera el desarrollo de una nueva deuda híbrida: los bonos convertibles contingentes (Contingent Convertibles Bonds), también llamados CoCo Bonds y cuya primera emisión data de noviembre de 2009. Los CoCos son un tipo de bonos, convertibles en acciones automáticamente si se produce una contingencia, como que el ratio de solvencia de la entidad esté por debajo de un nivel previamente definido.

Estas obligaciones solo han sido emitidas por Lloyds (Enhanced Capital Notes), Credit Suisse (Buffer Capital Notes) y por Rabobank (Senior Contingent Notes), pero en el futuro podrán ser emitidas por la mayoría de las entidades, pudiendo ser un instrumento utilizado para refinanciar las actuales preferentes Tier1 en sus fecha deCal” (opción de amortización anticipada), permitiendo una protección extra a los actuales titulares.

Basilea III y Solvencia II

Todos estos cambios se están definiendo desde un conjunto de reformas, Basilea III y Sovencia II, que tratan que los bancos y aseguradoras (respectivamente) mejoren su solvencia, aumentando el capital con respecto a riesgos, exposiciones y requerimientos de liquidez, así como permitiendo disponer de un colchón de seguridad para usar en situaciones de crisis. También se busca un capital de mayor calidad, consistencia y transparencia

Basilea III busca que los componentes principales del Tier1 sean acciones ordinarias y reservas, obligando a los instrumentos que se emitan y que puedan ser sumados a la categoría Tier1, a tener determinados requisitos:

• Deberán absorber en primer lugar y en mayor medida las pérdidas, bien al convertirse en acciones ordinarias, bien al compensar directamente pérdidas ante un evento previamente especificado.

• Sus titulares estarán subordinados a los derechos de los impositores, acreedores comunes y titulares de la deuda subordinada.

• No tendrán fecha de vencimiento ni incentivos para ser amortizados (no steep-up), aunque podrán ser recomprados por el emisor a partir del quinto año, siempre que el supervisor lo autorice, reemplazándolo por capital de igual o mejor calidad.

• El pago del cupón o dividendo será completamente discrecional. Los importes no satisfechos deberán poder ser utilizados para atender cualquier obligación de pago.

En cuanto al Tier2, se eliminan las subcategorías y todo el capital T2 necesitará estar subordinado a impositores y acreedores y tener un vencimiento mínimo de cinco años.

Solvencia II tiene similares criterios a los de la banca. La deuda T1 deberá absorber pérdidas, con un vencimiento no inferior a 10 años, sin incentivos para ser amortizado y cancelando cupones y dividendos si no se cumple el requerimiento de capital.

Estos nuevos criterios se espera entren en vigor en enero de 2013, lo que significa que el grueso de la deuda híbrida ya emitida que no los contemple, desaparecerán del cómputo de dicho capital T1, convirtiéndose en una deuda cara para el emisor.

Invertir en preferentes ahora

Ventajas

• El entorno de mercado es propicio para este tipo de deuda, por un buen ratio rentabilidad/riesgo, menor sensibilidad al riesgo de tipos de interés, altos rendimientos y baja correlación con otras clases de activos.

• La evolución de la normativa abre un proceso de optimización de la estructura de capital de las entidades a través de la emisión de nuevos tipos de deuda, esperándose la ejecución de las opciones de amortización en las fechas de call de más de un tercio de las emisiones vigentes al ser excluidas del cómputo de T1, permitiendo un fuerte estrechamiento de las emisiones que se amorticen.

Riesgos

• Aunque no se espera, cabría la posibilidad de que Basilea III y/o Solvencia III retrasen su implementación, reduciendo las expectativas de mejora de los precios actuales por un retraso en las fechas de recompra.

• Un deterioro de las cuentas del sector financiero podría afectar negativamente a los precios, dada la posibilidad de tener impagos de cupones.

Fondos comercializados en España

Principal Preferred Securities Fund, un fondo global denominado en USD, también con clase cubierta a euros, siendo el más recomendable por diversificación, resultados y experiencia del equipo. Mantiene un peso del 43% de su cartera en Estados Unidos y del 80% en banca, financieras y seguros. Es gestionado porSpectrum, uno de los principales especialistas en preferentes de EEUU desde 1987, con un volumen de US$ 11,3 mil millones al cierre de 2010.

Saint-Honoré Signatures Financières, un fondo centrado en deuda T1 en euros de bancos y aseguradoras y gestionado por el experimentado equipo de renta fija de Edmond de Rothschild Investment Managers. El fondo nació hace unos meses, pero la estrategia se realiza en cuentas privadas desde hace años.

Algo diferente es el Aviva Fonvalor Euro, un fondo mixto de renta variable y preferentes, con objetivo de rentabilidad a laro plazo del 6%-8%. Invierte básicamente la mitad de la cartera en acciones europeas de ingresos recurrentes y estables, y el resto en instrumentos de deuda T1, T2 y algo de cédulas hipotecarias.

Terminando la comercialización, Mutuactivos apuesta a mantener la cartera y los clientes durante cuatro años. Es el Mutuafondo Bonos Tier 1 Seguros, con una cartera conservadora y concentrada en las mejores compañías de seguros europeas.

En Bankpyme apuestan por realizar reembolsos voluntarios anuales equivalentes al 5% de la inversión del cliente. Es el Bankpime Participaciones Preferentes, que invierte en deuda subordinada perpetua con un mínimo del 80% en Investment Grade, un mínimo del 90% en divisa euro y un 10% en USD y GBP.

Entrevista en Funds People

A continuación dejo la entrevista que me realizaron la web especializada en fondos de inversión www.fundspeople.com y que se publica hoy. Puedes verla en este enlace

Unicorp Patrimonios, en busca de los mejores fondos para el menú diario del cliente


Rafael Romero, director de inversiones de Banca Privada de Unicaja

26/04/2011
POR Macarena Muñoz Montijano

Rafael Romero dirige el departamento de inversiones de Banca Privada de Unicaja y hasta Málaga peregrinan la mayoría de las gestoras internacionales para llevar sus fondos al equipo de este profesional que trabaja en la selección de fondos desde hace más de 13 años. En la Banca Privada de Unicaja se ofrecen fondos propios y de terceros, a través de venta asesorada y en carteras de gestión discrecional y los fondos de su propia casa representan un 25% del total frente a gestoras internacionales. En total, trabajan con más de 50 entidades, si bien, el grueso del volumen se mantiene en unas 20 entidades.
La unidad de banca privada de la caja malagueña trabaja tanto con gestoras nacionales como internacionales pero, según explica Romero, las nacionales son minoritarias. “El proceso operativo con las nacionales es más complicado por la imposibilidad de utilizar cuentas omnibus, por lo que están obligadas a diferenciarse en su calidad de gestión o estrategias. Esperemos que esto pronto se resuelva, o solo compraremos las gestoras nacionales que tengan fondos en Luxemburgo”, dice.
· ¿Cómo haceis la selección de fondos en tu entidad?
La selección de fondos no es una ciencia exacta. Nosotros seleccionamos fondos que puedan alinearse a nuestra estrategia de inversión en cada momento, con la mirada puesta en construir carteras.
Seleccionamos buenos alimentos para confeccionar un menú diario. Algunos clientes necesitarán un menú más light con pocas grasas ni hidratos que te permita mantenerte tranquilo, otros necesitarán más proteinas para robustecer sus músculos y otros que necesiten dietas con más hidratos de carbono para desarrollar largas carreras. Debemos por tanto conocer de cada fondo sus aportes nutricionales, sus carencias y posibles combinaciones. El éxito de una cartera radica en seleccionar buenos activos para cada tipo de menú y saber mezclarlos en su justa medida.

Para seleccionar los fondos, seguimos un proceso integral, con un análisis cuantitativo contínuo y un esfuerzo preferente en la parte más cualitativa que nos permitirá seleccionar un grupo más reducido de fondos para cada clase de activo y para cada estilo de inversión y momento de mercado.

Análisis cuantitativo, estudiando su eficiencia en base a su comportamiento histórico y reciente con respecto a su índice de referencia y al promedio de su categoría, incluyendo, entre otros, su rentabilidad y riesgo asumido (en mayor medida su comportamiento reciente), alpha rolling, beta, la ratio de gastos totales, Tracking Error y Ratio de Información, el ratio de periodos al alza/baja, mayores caídas y tiempo en recuperarlas, las colas de rentabilidad, los grados de correlación con otros activos y benchmarks, el seguimiento del volúmen del fondo o su liquidez entre otros.

– Evaluación de la gestora: Experiencia y capacidades en gestión, análisis, operaciones, control y ventas. Sesgo de inversión y análisis del servicio al cliente.

– El equipo de gestión: Analizamos su experiencia y formación, su equipo y medios, valorando también posibles ratings cualitativos de externos.

– Proceso de Inversión: Intentamos entender como trabaja el equipo de gestión, como construye sus carteras, sus controles de riesgo, su posicionamiento actual y sus principales apuestas y visión general de oportunidades y riesgos.

– Estilo de gestión: Finalmente etiquetamos a los fondos en función de su estilo de gestión como fondos Defensivos, Core, Agresivos y Flexibles, para un mejor análisis comparativo y de construcción de carteras.

· ¿Qué buscas que aporten las gestoras?
Para ir creciendo en la relación con una gestora es muy importante además de tener buenos productos, su aportación en diversas facetas. Lo más importante es la facilidad de tener información sobre las carteras y estrategias, así como el acceso puntual al equipo gestor. Adicionalmente, nos parece muy interesante sus aportaciones con ideas de inversión, análisis de mercados y la facilitación de herramientas de márketing para los distintos productos. La organización de eventos para conocer equipos gestores, jornadas informativas con las redes, etc. facilita mucho el hacerse “partner” a medio plazo con la institución.

· ¿Valoras el conocer a los gestores en persona, qué te aporta?
Cuando se da esa oportunidad, que cada vez es mayor gracias al esfuerzo de las gestoras, es más fácil entender sus procesos, su visión,etc. además de poner cara al que gestiona una parte de las inversiones de tu cliente y del que te sientes, al menos yo, totalmente responsable. Por tanto, conocer a la persona facilita convertirle en tu socio a medio plazo.

· ¿ Consideras importante mantener una buena relación con los equipos de venta de las gestoras?
Los equipos de ventas son personas claves en sus organizaciones. Son los que nos guían, nos prescriben, nos acompañan en nuestras decisiones. Si no existe una buena relación personal y profesional, es dificil que la gestora avance en la relación. Hemos visto muchos casos en que gestoras internacionales por el hecho de incorporar equipos de ventas senior en España, han incrementado notablemente sus volúmenes en poco tiempo.

Personalmente prefiero conversar con las personas que tengan un perfil muy técnico, imprescindible para saber las mejores oportunidades y riesgos de sus productos, generando la confianza necesaria en la gestora. Intuyo que ese será el futuro de los equipos de ventas con más éxito: gente más senior y más técnica, valorando experiencias anteriores como gestor de fondos, mercado de capitales, etc.

· ¿Ha cambiado en algo tu trabajo y la manera en la que ahora haces el análisis de fondos?
La industria de fondos ha cambiado muchísimo. Buena prueba es la existencia de Funds People, que no hubiera podido existir hace ocho o diez años.

En el pasado se trabajaba con muy pocas entidades por la dificultad operativa y te fijabas más en tener una buena marca detrás y en el asset allocation. Desde hace unos nueve años con las plataformas operativas se han ampliado mucho nuestras posibilidades, y se ha profesionalizado día a día el análisis gracias a la facilidad de información cuantitativa y cualitativa y al propio aprendizaje diario fruto de la experiencia.

· ¿Qué aporta la experiencia?
Creo que es una industria jóven y por tanto los seleccionadores de fondos también lo son. En mi opinión, los que disponemos de una amplia experiencia de mercado, podemos tener una mayor capacidad de entender las oportunidades y riesgos de los productos, así como de entender la forma de pensar de los gestores. En mi caso llevo 25 años habiendo pasado por muchas áreas (gestor, trader, broker, banquero, etc.) que me permite tener una visión muy global del mercado y el comportamiento de nuestros clientes. Y ésta es la parte de arte que no se aprende con los cursos de finanzas cuantitativas y que puede distinguirte.

Las claves del Swing Pricing

Dejo mi artículo publicado en la revista Funds People de septiembre 2010, en calidad de profesor de ESESA.

El Swing Pricing, una medida que ajusta los precios del valor liquidativo (NAV) de un fondo, es un concepto relativamente nuevo y poco conocido que está tomando especial relevancia. Se trata de una medida para compensar el negativo efecto que generan fuertes volúmenes de entradas y salidas en un fondo, así como la negociación de algunos clientes que parecen seguir pautas de sincronización con el mercado o con una frecuencia excesiva.



Si se producen los casos comentados, la gestión de la cartera se complica y los costos de negociación se elevan, ya que la suma de comisiones y gastos de intermediación y liquidación, los diferenciales entre precios de oferta y demanda, y otros costes que pudieran llegar, custodia, conversión de divisas, tasas, etc., tienen un impacto negativo en los resultados del fondo.


Este efecto es el denominado “dilución” y algunas gestoras internacionales (en España no es posible), están aplicando el Swing Pricing intentando proteger a los inversores existentes en el fondo, garantizando que los inversores que realicen suscripciones o reembolsos, sean los que asuman parcial o totalmente los gastos asociados a la reestructuración de la cartera.


Cómo funciona


En la práctica funciona de la siguiente manera: los activos del fondo se siguen valorando de acuerdo a los criterios normales (por ejemplo al último precio negociado en bolsa), lo que permite calcular su NAV correspondiente al valor neto de los activos, pero la entidad gestora puede decidir ajustar dicho NAV al alza, o a la baja, con un “factor de ajuste” (Swing Factor) que considere las comisiones y gastos, y la horquilla de cotizaciones entre compra y venta.


El nuevo NAV ajustado, será el finalmente publicado y al que se realizarán las suscripciones y reembolsos de ese día, perjudicando o beneficiando, según sea el caso, a unos inversores frente a otros. Es importante destacar que pudiera haber un factor de ajuste distinto a flujos netos de entradas o salidas del fondo.


En las memorias de los fondos se indicará el porcentaje máximo de ajuste permitido, oscilando normalmente entre el 2% y el 3% del NAV de ese día. En la práctica es difícil observar los ajustes en la mayoría de fondos, pero actualmente existen fondos de renta fija a corto plazo con ajustes del 0.45% en compras, high yield en el entorno de un 1%, etc., reduciendo sensiblemente la rentabilidad final de los inversores.


Full Swing y Partial Swing


Las gestoras pueden decidir entre hacer un Full Swing, donde el NAV se ajusta cada vez que hay un flujo neto en el fondo y por tanto su dirección (al alza o a la baja) se determinará en función de los flujos del día, o realizar un Partial Swing, que realiza el ajuste solo el día que los flujos netos del fondo alcanzan cierto umbral sobre el patrimonio total del fondo.


Este último criterio parece ser el más dominante para reducir la volatilidad del NAV publicado, ya que podría estar el NAV más basado en los flujos netos del fondo que en los movimientos del mercado subyacente. El umbral suele oscilar entre el 1% y el 3%, pero la decisión es arbitraria de la Gestora y no se informa para no ser utilizada para arbitrar por los inversores.


Ventajas del Swing Pricing


Actúa como un elemento disuasorio frente a clientes con negociaciones frecuentes, con estilos de market timing.


Protege a los inversores a largo plazo de la dilución de su participación por los movimientos de otros inversores.


Es una medida justa para la mayoría de los inversores, por no permitir beneficiarse indebidamente o sufrir un coste como consecuencia de las acciones de otros inversores en el fondo.


Aunque podríamos tener un NAV para Compras/Ventas, el Swing Pricing facilita el tener solo un NAV diario, ya que los sistemas de transferencia, registros, información, etc. están preparados para disponer de un solo NAV para todas las operaciones del día.



Desventajas


La oscilación de los precios puede beneficiar o perjudicar a pequeños inversores de la actividad que otros grandes inversores pudieran estar realizando el mismo día, al superar el umbral establecido para realizar el ajuste del NAV.


Si un fondo es de reducido volumen y está en fase de crecimiento en ventas o experimentando una reducción constante de su patrimonio, es más fácil que se realicen los ajustes, siendo más recomendable la elección de fondos con elevado volumen para protegerte de este efecto.


Aumenta la volatilidad de la rentabilidad del fondo en el corto plazo, así como el Tracking Error entre el fondo y su benchmark, dificultando el análisis y comparación con fondos de su categoría que no lo apliquen.


Hay una falta de transparencia e información, siendo difícil de identificar, de calcular y controlar, unido a que las gestoras no suelen publicitarlo en su material de marketing y fichas mensuales.


No es posible justificar que el gestor del fondo requiera invertir/desinvertir todos los flujos netos de capital, ya que puede ser coincidente con decisiones de reducción o incremento de la liquidez.


Dado que se basan en datos históricos de diferenciales y costes para el cálculo del factor de ajuste, no es posible justificar a priori que sea el correcto para las nuevas operaciones. Así mismo, algunas gestoras revisan sus cálculos con poca periodicidad (bimensual o trimestral).


En ambas circunstancias anteriores, el ajuste del NAV, total o parcialmente, podría facilitar un mejor rendimiento al fondo.

Hay ventajas en el uso del Swing Pricing, pero existen numerosas desventajas que obliga a las gestoras a valorar convenientemente su utilización, sus métodos de cálculo y revisión, así como su política de información al respecto.


Entiendo que la gestoras debieran facilitar sus políticas de valoración y de ajustes del precio, sobre si han implementado en la práctica el Swing Pricing, a qué tipo de productos, en qué momento, su valor y contribución al fondo. Quizás a través de las fichas mensuales o informes semestrales o anuales.

Si podemos perder un 0.45% en la compra de un fondo de renta fija europeo a corto plazo, nos gustaría saberlo antes. ¿No creen?

Los 10 errores más frecuentes del inversor en fondos

“Todos los hombres pueden caer en un error, pero sólo los necios perseveran en él” Cicerón

Hoy me ha llegado el último número de la Revista InvertirEnFondos realizada por Morningstar, en el que hay un artículo muy interesante que identifica los errores más comunes que comenten los inversores particulares (y algunos profesionales) en fondos de inversión, año tras año.

Analicemos nuestro estilo de inversión y desterremos las malas prácticas, sobre todo las de reaccionar con los datos de corto plazo, vender tras caer los mercados, comprar en los picos más altos, no diversificar, no tener objetivos ni estrategia de inversión, etc.

Estos son los errores detectados:

Error 1: Reaccionar a las rentabilidades a corto plazo

Uno de los errores más frecuentes que cometen los partícipes es fijarse demasiado en los rankings a corto plazo. Suelen, en efecto, vender los fondos con las peores rentabilidades a un año y comprar los que tienen las mejores prestaciones a ese periodo.

Error 2: Vender después de una caída del mercado

A corto plazo el mercado es impredecible y, por lo tanto, si usted vende en reacción a una noticia supone que usted puede predecir los movimientos a ese plazo. El miedo es uno de los grandes enemigos del éxito en las inversiones. Es lógico que cuando a uno le entra el miedo, la primera reacción es reducir el riesgo. Pero, con esta reacción, es muy probable que se pierda el siguiente rally de los mercados y que apenas consiga ganarle la partida a la inflación.

Desde una perspectiva de largo plazo, la liquidez tiene su riesgo y las acciones tienen menos riesgo del que parecen tener.

Error 3: Acumular demasiados fondos marginales

Los inversores suelen invertir en los fondos más calientes del momento (fondos BRIC, fondos de materias, etc…). Estos fondos, que suelen ser en su mayoría marginales, tienen su interés, evidentemente, pero acumularlos en porcentajes demasiado altos puede destruir una cartera de fondos. Además, estos fondos suelen cobrar comisiones más altas que los fondos tradicionales. Por otra parte, también hay que tener en cuenta que puede tener acceso a estos mismo países o sectores a través de una cartera diversificada.

Error 4: No tener ningún plan

No tener claro cual es el objetivo perseguido o el papel de cada fondo dentro de su cartera es probablemente uno de los errores más graves. Tenga un plan y le aseguro que el seguimiento de susinversiones será bastante más fácil y menos estresante.

Error 5: Ignorar los costes

Las comisiones son uno de los criterios más importantes a la hora de elegir sus fondos. Y es una de las variables que mejor explican el comportamiento futuro de los fondos.

Error 6: Complicar inútilmente las cosas

Es cierto que hay gestores muy exitosos que utilizan técnicas y métodos complejos, pero para el común de los mortales comprar fondos tradicionales de renta variable y renta fija y, eventualmente, diversificando esta cartera con algún fondo sectorial o de materias primas es ampliamente suficiente y más fácil de gestionar.

Error 7: No entender los riesgos

Muchas veces el centrar la atención en las rentabilidades a corto plazo hace que nos olvidemos del riesgo real de las inversiones. Por ejemplo, es perfectamente posible que en un periodo de varios años muy malos para las bolsas haya fondos que pierdan más de un 50% de su valor. Es por ese motivo que una inversión en renta variable debe contemplarse en periodos de 10 o más años. También es importante entender el riesgo de distintos fondos de renta fija (deuda corporativa vs deuda pública, por ejemplo).

Error 8: No diversificar correctamente

El año pasado los valores financieros fueron duramente castigados, mientras que los valores energéticos lo hicieron relativamente bien. Durante el crac de las tecnológicas, los valores de pequeña capitalización y estilo valor estuvieron buenos resultados. No hay dos periodos bajistas idénticos. Por eso es importante diversificar correctamente entre distintos tipos de activos.

Error 9: No rebalancear

Cuando los mercados experimentan fuertes altibajos, es muy fácil que la distribución de activos se aleje de la inicialmente planteada. De ahí la importancia de un rebalanceo regular. Además permite al inversor comprar barato y vender caro.

Error 10: No tener una visión global de sus inversiones

La mayoría de los inversores suelen ver cada uno de sus fondos individualmente más que como integrantes de una cartera de inversión. Intentan que cada uno de ellos sea un ganador sin preocuparse del impacto que pueda tener en la distribución de activos. Esto suele hacer que el inversor persiga fondos “calientes”, opere con demasiada frecuencia y venda en los peores momentos. Si todos los fondos de su cartera suben al mismo tiempo, puede significar que su cartera esté poco diversificada o que esté asumiendo más riesgo de lo deseable.

PANICO VENDEDOR EN LOS MERCADOS

Son las cinco de la tarde de otra semana negativa, cerrando de nuevo otra jornada muy pesimista: las bolsas europeas con caídas en el entorno del 7-8% y las americanas rondando el 5%.

Estamos en una situación de absoluto pánico vendedor. Esta mañana los futuros del S&P caían más del 6,5% y el sistema paralizó la contratación hasta la apertura del mercado a las 15:30, hora en el que vimos el VIX (termómetro de pánico en bolsa usa) al 89,50% ¡ Casi un 90% de volatilidad implícita !!!!!! Este nivel es absolutamente histórico, increíble, alucinante !!!!. Nunca en la historia se había visto niveles por encima de 50% desde su creación en 1990 y en esta última semana hemos roto día tras día estos récords casi duplicando los niveles históricos.

Con estos niveles de volatilidad, no tiene sentido alguno hacer previsiones para el corto plazo. Estamos en un claro proceso de pánico irracional vendedor, lo que puede llevarnos a precios todavía un 10-15% por debajo de los actuales niveles.

Los inversores temen a la posibilidad no ya de una desaceleración o recesión en países desarrollados, sino en una auténtica recesión “global” tras conocer los últimos datos de crecimiento en algunas economías asiáticas, como China o Corea, o los graves problemas de iliquidez de algunos países como Islandia o de otros emergentes europeos: Hungría, Eslovenia, Ucrania, Bulgaria o Rumanía, muy vulnerables debido al elevado endeudamiento en divisas. Se ha castigado fuertemente a muchas divisas de estos países emergentes (y algunos no tanto), con caídas frente al dólar esta semana por encima del 10%

En España además hoy se ha conocido un dato de paro altísimo y se teme también la repercusión en nuestras entidades por nuestra inversión en Latinoamérica. Argentina ha despertado de nuevo los miedos a la inseguridad jurídica de países con gobiernos no muy ortodoxos… El miedo se traslada hacia otros países que en principio no deberían de estar en esa línea a corto plazo (México, Brasil, Chile), pero que a medio plazo no se puede ni mucho menos asegurar que sigan dentro del marco de juego. Todo esto se ha unido con algunos malos resultados empresariales y macroeconómicos que alimentan el deterioro de la confianza.

En fin, que se huye de la calidad, castigando indiscriminadamente a mercados emergentes, divisas, bonos corporativos de calidad,etc. etc. y no hay refugio posible salvo la deuda pública, fondos de gobiernos o similares.

¿Como cerrará el año?

Todo este escenario apunta a un cierre de año con nuevas bajadas de tipos oficiales hasta el 3% en Europa, el euribor a 12 meses en el entorno del 4% y nuevos mínimos de tir en los bonos, sobre todo en los plazos más cortos. El dólar y el yen pueden seguir fortaleciéndose, pero ya mucho más despacio.

En las bolsas es absolutamente imposible valorar cuando y donde pararán las caídas; pero los inversores de largo plazo, con perfil arriesgado, pueden aprovechar las oportunidades que estos escenarios ofrecen para hacer una cartera selectiva. Pero un consejo: hay que hacerlo poco a poco, sin prisa. Pasarán muchos trenes por la estación.

Estrategia en Banca, ¿Quiere ser fábrica o tienda?

Esta semana hemos conocido que el Grupo Santander estudia vender su gestora de fondos, Santander Asset Management, por una cantidad que podría rondar los 3.000 millones de euros. El santander era una de las entidades que entendía podría plantearse ser fábrica y tienda de productos financieros. Tras asumir en una sola entidad las gestoras de Santander, Banesto y Abbey, tienen los medios para asumir dicho papel… y han decidido no apostar por ser fábrica. ¿Qué están pensando? ¿Es solo la posibilidad de generar recursos?

Mi conclusión es sencilla, Botín vuelve a adelantarse a la competencia realizando la operación de venta de su gestora. Se genera valor para una entidad si tienes muchos clientes, un buen equipo de asesores y una amplia red de oficinas. No genera mucho valor ser fábrica de productos en un mercado financiero tan complejo, tan competitivo, tan flexible, tan innovador, ya que siempre habrá alguien que podrá mejorar lo que tú has hecho.

Creo que el sector se irá consolidando hacia dos tipos de claros grupos:


Las que quieren ser “Fábrica”:

1.- Las muy grandes, globales, ya que pueden minimizar los costes.
2.- Las pequeñas gestoras, llamadas boutiques, auténticas especialistas en la gestión de activos en sectores o estilos de gestión concretos.

Las que quieren ser solo “Tienda”:

Para el resto de entidades creo que deberán tener una estrategia similar a una gran cadena de supermercados. Deberían convertirse en prescriptores de algunas buenas marcas, aunque concentrando el esfuerzo en seleccionar “fabricantes” que les hagan muy buena “marca blanca”.

Lo anterior reforzaría su mayor fortaleza, su red de distribución capilar y la confianza de sus clientes.

¿Fábrica o Tienda?

En estos años la industria ha cambiado notablemente. Ahora los clientes pueden cambiar sus fondos a otra entidad sin penalización fiscal. También hay muchísima información sobre fondos en numerosos medios. Conocer y comparar rentabilidades, riesgos, estrategias, cada vez es más fácil. Además los clientes han aumentado notablemente sus conocimientos sobre este tipo de productos, lo que hace cada vez más dificil su venta.

La mayoría de entidades financieras siguen optando por ser fábrica y tienda a la vez. Creo que les deja muy debilitados a medio plazo, sobre todo si en tu tienda solo vendes los productos fabricados por tí mismo.

¿Cual es su fortaleza como entidad? ¿Gestionar bien algunos fondos, o quizás tener 500, 1000 o 2000 oficinas comerciales?

El Asesoramiento Financiero bajo arquitectura abierta

La batalla de la estrategia de las entidades debe estar en ofrecer un buen asesoramiento financiero a sus clientes con la ayuda de una buena tecnología, para mejorar su seguimiento, optimización de riesgos, etc.

Un buen asesoramiento obliga a vender productos propios (tuyos o de marca blanca) y de terceros bajo una arquitectura abierta. Si recomendamos buenos productos, no siempre serán los nuestros.

Por tanto, las entidades deben trabajar rápidamente para:

1- Incrementar la formación en finanzas de su red comercial.
2.- Posibilitar acuerdos de distribución de productos de terceros
3.- Mejorar la tecnología aplicada al asesoramiento y seguimiento de las inversiones

El sector de fondos está en grave crisis. La huida hacia los depósitos bancarios por parte de los clientes no tiene porqué acabar con una mejora de los mercados. Los clientes necesitan encontrar en sus entidades una facilidad de productos y un buen asesoramiento. Esa es la única vía para sobrevivir a medio plazo.