Conductas de un líder exitoso

 “Liderazgo es la capacidad de transformar una visión en realidad”.



Extraido de Comunidad de Liderazgo e Innovación 2.0 que a su vez lo tomó de la revista Forbes, dejo artículo muy interesante en el que se explican las 12 conductas que suelen tener los líderes exitosos. Por mi experiencia, estoy de acuerdo que son las conductas principales que debemos de valorar y procurar si queremos generar liderazgo y futuros líderes a nuestro alrededor.
Estas son las conductas necesarias:

1-      Crean un ambiente donde las personas se sienten seguras de dar su opinión:
Muchas personas utilizan sus títulos o poder para intimidar a otros. Los verdaderos líderes se aseguran que independientemente de su experiencia o rango dentro de la organización, generen un ambiente donde cualquiera puede expresar su opinión sin temor. Ellos valoran las opiniones de otros basado en un profundo sentido de humildad.
2-      Toman decisiones:
Los líderes exitosos saben tomar decisiones y evitan que los equipos pierdan el tiempo en círculos. Ellos facilitan el dialogo, transfieren poder hacia abajo o toman las decisiones ellos mismos. Están enfocados en hacer que las cosas pasen para asegurar que mantienen el momentum del equipo.
3-      Comunican Expectativas
Los líderes exitosos son grandes comunicadores y prestan especial atención en comunicar sus expectativas de desempeño. En una organización siempre existen diferentes sistemas de recompensas que pueden hacer que el equipo pierda el enfoque. Por ello, los líderes siempre recuerdan qué esperan del equipo y cuáles son los resultados más importantes que deben entregar.
4-      Retan el pensamiento de otros
Los líderes exitosos entienden la manera de pensar de otros, sus capacidades y áreas de oportunidad. Ellos utilizan este conocimiento e intuición para retar el pensamiento de los equipos y ayudarlos a pensar más allá de lo que ellos creen que pueden.
Este tipo de líder logra mantener a su equipo de pie nunca dejando que se sientan confortablemente y se devuelvan a su área de confort.
5-      Rinden cuentas a otros
Este tipo de líder no tiene problema con rendir cuentas a sus superiores, colegas e inclusive a su equipo. Principalmente se enfocan en asegurarse que los otros tienen éxito, no sólo ellos.
6-      Lideran con el ejemplo
Liderar con el ejemplo parece fácil pero pocos líderes lo hacen. Ellos practican una congruencia casi perfecta entre lo que dicen y hacen. Ellos entienden que todo el mundo los está viendo y se toman su actuación muy en serio.
7-      Recompensan los resultados y el trabajo
Los líderes exitosos entienden que necesitan recompensar los resultados pero también el trabajo duro a pesar de que no haya traído los resultados deseados.
8-      Proveen retroalimentación constantemente
Los empleados o seguidores siempre desean que su líder preste atención a sus acciones. Por ello, los líderes exitosos siempre dan retroalimentación de una forma positiva y oportuna. Esto contribuye enormemente a la creación de relaciones basadas en la confianza.
9-      Hacen preguntas, buscan consejo
Los líderes no tienen problema en hacer preguntas y buscar consejo de manera constante. Aunque otros perciban a los líderes como personas que lo saben todo, realmente ellos tienen un deseo profundo por el conocimiento y siempre están buscando nuevos aprendizajes. Ellos tienen un compromiso al desarrollo de la sabiduría.
10-   Tienen una actitud positiva
Líderes exitosos crean una cultura positiva y de inspiración en medio de su equipo. Ellos saben cómo manejar su tono y traer una actitud que motiva a sus colegas a tomar acción.
11-   Son grandes maestros
Un buen líder nunca deja de enseñar porque está obsesionado con el aprendizaje. Ellos utilizan la enseñanza para mantener informados a sus colegas y equipo respecto a nuevas tendencias, estadísticas, etc.
12-   Invierten en las relaciones
Los líderes exitosos no se enfocan en proteger su dominio, sino más bien en expandirlo desarrollando relaciones mutualmente beneficiosas. Ellos se enfocan en desarrollar y elevar a otros líderes y en consecuencia, expanden su esfera de influencia.

Impulsando el desempeño de la función comercial

Dejo el artículo completo que he leído en el  blog marketing y clientes, porque me parece mostrar de forma perfecta, uno de los problemas que estamos viviendo hoy en día todas las entidades con nuestras redes comerciales. Para reflexionar…

___________________________________________________


Tras años de crisis, los profesionales de las organizaciones acumulan un alto desgaste emocional por la difícil situación que se está viviendo en el mundo empresarial. Podríamos destacar especialmente los altos niveles de estrés que están sufriendo las personas que desarrollan su actividad en las redes comerciales debido a factores como:


·         Las fortísima presión interna de la Dirección por el logro de las metas comerciales teniendo que pasar periódicamente “el examen” del seguimiento de los objetivos.


·         La necesidad de adaptarse a un entorno extremadamente complicado: entorno económico, descenso de la demanda, dificultades de los clientes…


·         Más competencia.


·         Los mayores niveles de exigencia de los clientes que aprietan al máximo en precios, condiciones…

Quizás ante esta situación, todos aquellos que tenemos responsabilidad en la coordinación de equipos comerciales, debamos reflexionar sobre la realidad que viven nuestras redes comerciales para desarrollar políticas y tomar decisiones que ayuden a su desempeño

Las investigaciones de autores como Walker et al. (1977), Berhman y Perrault (1984), Dubinsky et al. (1986), Jackson et al. (1994), Moncrief et al. (2006) han identificado algunas características propias y específicas de las personas que desempeñan su labor en las redes comerciales y que en algún otro post hemos anticipado:

·         Desempeñan su función en el límite entre dos organizaciones independientes teniendo que satisfacer los intereses de ambas que normalmente son divergentes.


·         El contenido de su trabajo no es estándar, teniendo que afrontar permanentemente situaciones novedosas lo que requiere flexibilidad e innovación.


·         Están física, social y psicológicamente separados del resto del personal por lo que necesitan: un conjunto de valores propios que guíen su forma de actuar y que la organización desarrolle acciones para incrementar el sentido de pertenencia.


·         La relación del esfuerzo desarrollado con los resultados obtenidos no siempre es directa. Puede llevar meses conseguir una venta lo que sugiere que incluso un buen desempeño puede llegar a no traer resultados inmediatos.


·         El vendedor necesita altos niveles de auto motivación y  persistencia. En ocasiones se le dirige de manera automática (a través de políticas de gastos, plantes de incentivos…) con ausencia de contacto directo con sus supervisores.


Ahondando aún más en esta última característica cabe señalar que una reciente investigación “EL ADN DEL NUEVO VENDEDOR” constata que los vendedores con más altos niveles de AUTO-MOTIVACIÓN son los que mejor predicen altos resultados y mayores niveles de consecución de objetivos.


A la luz de estas líneas recordarnos todos los que tenemos responsabilidades en la dirección o coordinación de equipos comerciales que, si queremos mejorar los resultados, tendremos que:

·         Invertir en la formación de nuestros equipos en: Conocimientos y Habilidades.


·         Mejorar las “actitudes” de los profesionales (el querer, la auto-motivación  persistencia…) a través de un liderazgo próximo y cercano más próximo al de “un entrenador”…


·         Favorecer el intercambio de buenas prácticas entre los miembros de los equipos.


·         Acompañar en el día a día de nuestros equipos para entrenar en el terreno.


·         Aprovechar el conocimiento que nos aportan todos aquellos que están en contacto permanente con los clientes.

·         

El entorno ha cambiado por lo que si seguimos haciendo lo mismo en nuestras redes comerciales será difícil que mejoremos los resultados.

 Si eres tú quien provoca el cambio, ya no te asustará – Spencer Johnson


¡Es hora de cambiar y TRANSFORMAR nuestras Redes Comerciales!

20 frases contra la crisis

Termina el verano y la tormenta de la crisis sigue amenazando en nuestro horizonte más cercano. No hay recetas mágicas, pero quizás no somos conscientes que como directivos tenemos la obligación de actuar frente a la incertidumbre, reflexionando y mejorando en las facetas claves que nos permitan alcanzar nuestros objetivos.

Necesitamos buenas dosis de coraje y determinación, pero si focalizamos nuestros esfuerzos en lo más importante y no lo más urgente, es seguro que saldremos mejor parados.

Aquí dejo 20 puntos que debemos vigilar para estar mejor preparados para la crisis, con 20 frases célebres seleccionadas por Alejandro Roca Soto y publicadas en Manager Business Magazine, nº 19, de marzo-abril de 2008 y también en: http://www.estoypreparadoparalacrisis.com/

1. Calidad Directiva “El hombre se descubre cuando se mide contra un obstáculo”, Antoine de Saint Exupery

2. Previsión y Cautela “Sólo cuando baje la marea, sabremos quién estaba nadando desnudo”, Warren Buffet

3. Entorno Voy a hacer un pronóstico: Puede pasar cualquier cosa”, Roy Atkinson

4. Estadísticas sectoriales Hay tres clases de mentiras: las mentiras, las malditas mentiras y las estadísticas”, Mark Twain

5. Reflexión “No podemos resolver problemas de la misma manera que cuando los creamos”, Albert Einstein

6. Análisis “Tengo seis honestos sirvientes (ellos me enseñaron todo lo que sé): Sus nombres son Qué, Por qué, Cuándo, Cómo, Dónde y Quién”, Rudyard Kipling

7. Planificación vs. Acción “La vida es lo que ocurre mientras estamos ocupados haciendo planes”, John Lennon

8. Caja “¿Ha oído eso de que no se puede vivir sin amor? pues el dinero es más importante”, Doctor House

9. Deuda “Si yo te debo una libra, tengo un problema; pero si te debo un millón, el problema es tuyo”, John Maynard Keynes

10. Datos “Es un error capital teorizar antes de poseer datos. Uno comienza a alterar los hechos para encajarlos en las teorías, en lugar de encajar las teorías en los hechos”, Sherlock Holmes

11. Equipo “No necesito amigos que cambian cuando yo cambio, y asienten cuando yo asiento. Mi sombra lo hace mucho mejor”, Plutarco

12. Aprendizaje “La Experiencia es un peine que te llega cuando te quedaste calvo”, Ringo Bonavena

13. Trabajo Duro “La diferencia entre trabajo y compromiso… Los huevos con bacon. La gallina colabora y el cerdo se compromete”

14. Reconocimiento “A veces sucede así en la vida: cuando son los caballos los que han trabajado, es el cochero el que recibe la propina”, Daphne du Maurier

15. Responsabilidad “Si quieres que algo sea hecho, nombra un responsable. Si quieres que algo se demore eternamente, nombra una comisión”, Napoleón

16. Confianza “Si no hay sentido de confianza en la organización, si las personas viven preocupadas por cubrirse las espaldas… la creatividad será una de las primeras víctimas”, Napoleón

17. Ejemplo “No hay cosa que más disfrute el soldado romano que ver a su oficial de mando comer abiertamente el mismo pan que él, o tenderse sobre un sencillo lecho de paja, o erigir una empalizada. Lo que admiran de un jefe es su disposición para compartir el peligro y las dificultades, más que su habilidad para conseguir honor y riqueza, y sienten más aprecio por los oficiales que son capaces de hacer esfuerzos junto a ellos que los que les permiten pasarlo bien”, Plutarco de Cayo Mario

18. Talento“Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero los hay que luchan toda la vida. Esos son los imprescindibles”, Bertolt Brecht

19. Comunicación “Nada viaja más rápido que la luz, excepto las malas noticias”, Douglas Adams

20. Austeridad “Cuida de los pequeños gastos; un pequeño agujero hunde un barco”, Benjamín Frankin

El optimismo en las empresas

Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad.Winston Churchill.

Conseguir empleados felices es un importante reto para las empresas, pero no es fácil de conseguirlo, porque no todo depende de los planes desarrollados por éstas.

Las empresas deben asumir la obligación de ofrecer un entorno propicio para entusiasmar a sus empleados, pero la capacidad de alcanzar la felicidad reside en el interior de los propios individuos, y por tanto debemos de ser conscientes de la importancia de valorar la personalidad de nuestros empleados actuales o futuros.

Según el psiquiatra Rojas Marcos, el 30% de nuestra actitud ante la vida tiene que ver con nuestra herencia genética. Otro elemento determinante para forjar un buen carácter es la personalidad, que se empieza a fraguar en la infancia, a base de seguridad, afecto y estímulo. Por tanto, en personas maduras no es fácil cambiar la personalidad, se puede mejorar algo, pero requiere tiempo.

Cuando analizas la personalidad del equipo humano en nuestras empresas, a menudo encuentras empleados con una personalidad pesimista que tienden a convertirse en un problema, sobre todo si dirigen equipos humanos. La desmotivación, la queja, la excusa continua, va deteriorando el ambiente y nuestra cuenta de resultados, porque la negatividad se contagia más rápidamente que el optimismo.

Los beneficios del optimismo

El término optimismo surge del latín “optimum”: “lo mejor”. Los empleados optimistas son aquellos que piensan en positivo y son capaces de actuar buscando soluciones sin caer en el desánimo. Los optimistas no suelen quejarse, son proactivos, flexibles, buscan el afrontar nuevos retos y ante la adversidad, luchan con tesón y perseverancia, aprenden y crecen. En definitiva, solo miran atrás para aprender de sus fracasos, pero con el rumbo siempre señalando nuevos objetivos.

El principal atributo del optimista es tener la esperanza de que va a funcionar lo que está desarrollando, lo que le aporta la confianza en sí mismo para comprometerse a alcanzar sus objetivos. Es una dinámica que además se retroalimenta: la esperanza genera confianza, la confianza genera compromiso y el compromiso genera buenos resultados y, con éstos, se refuerza la esperanza y el optimismo.

En general, parece que las personas más optimistas tienden a tener mejor humor, suelen salir fortalecidos de situaciones estresantes y traumáticas e, incluso tienen mejor estado de salud física. Los beneficios del humor en el trabajo son numerosos: combate el estrés, fomenta la motivación y la creatividad, optimiza la comunicación, une al equipo, atrae y fidelizar al cliente…

Un claro ejemplo de un optimista inteligente es Barack Obama, alguien que ha demostrado que su optimismo le generaba la confianza de que podía cambiar el mundo. “Yes, we can” será una cita que siempre nos recordará el valor de la esperanza, del compromiso, de la fuerza de las ideas frente al miedo. Nos recordará que casi nada es imposible si se combina acertadamente optimismo con inteligencia.

Recuerda, si buscas la felicidad de tus empleados y el éxito empresarial, te ayudará mucho, además de buscar el talento, el establecer una estrategia de alcanzar un alto coeficiente de optimismo en tu equipo, entendiéndolo como el número de optimistas que hay en la organización frente al total de empleados.

Lo anterior producirá una serie de efectos positivos a nivel individual y colectivo difíciles de alcanzar por otras vías.

LECCIONES DE LIDERAZGO

“Los líderes son líderes porque eligen liderar”

La clave del liderazgo es cuestión de elección y determinación. Si efectivamente esto es cierto, entonces la gente que elige y está determinada a convertirse en un líder empresarial influyente, podría beneficiarse observando a otros líderes y emplear sus observaciones para enriquecer su propio estilo de liderazgo.

Nightly Business Report –el programa diario de negocios más visto de la televisión estadounidense-, y la revista de la Wharton School de la Universidad de Pennsylvania se propusieron identificar a los 25 líderes empresariales más influyentes de los últimos 25 años. El resultado de dicha colaboración fue la publicación de un libro titulado “Lasting Leadership: Lessons from the 25 Most Influential Business People of Our Times” (Liderazgo duradero: lecciones de los 25 hombres/mujeres de negocios más influyentes de nuestros tiempos).

El libro identifica ocho características -o atributos- propios del liderazgo que han ayudado a las 25 personas biografiadas a superar los desafíos con los que se enfrentaron y a crear sus propios estilos de liderazgo. Ninguno de los líderes analizados en el libro dispone de todas estas capacidades, aunque poseer una sola no es bastante. No obstante, hay una cualidad común en todos ellos: la perseverancia en el compromiso con el propio proyecto y una visión a largo plazo del mismo.

Veamos cuales son esos atributos identificados del Liderazgo duradero.

1- Ser capaz de crear una fuerte cultura corporativa.

El libro destaca la importancia de construir una sólida cultura corporativa, esto es, un patrón de valores y normas compartidos entre los miembros de la empresa sobre los que se fundamente su acción, y a partir del cual se edifique la cohesión de su equipo humano; en definitiva, generar una identidad compartida y reconocible.

Lo anterior solo puede obtenerse si conseguimos ilusionar a nuestros empleados y que sientan que son parte de una estructura, de un equipo, que les ayudará a cosechar éxitos compartidos.

2- Decir la verdad.
Según Peter Druker, el sesenta por ciento de los problemas empresariales son consecuencia de la mala comunicación. El fundamento del verdadero liderazgo reside en la audacia de manifestar la verdad. Un líder necesita ser creíble e inspirar confianza.

El libro muestra como muchos líderes han aprendido a comunicar la verdad sin temor a las consecuencias, llegando a ser más apreciados y creíbles, y construyendo relaciones más profundas, ya que la verdad es el fundamento de la confianza.

3- Ser capaz de encontrar y abastecer mercados que no están suficientemente servidos.

No todas las compañías lideran el mercado desde la innovación, en algunos casos la clave del éxito radicó en la identificación de mercados inexplorados, de segmentos con necesidades insatisfechas, donde hay poco o inexistente competencia.

4- Poder ver “lo invisible”

Un atributo del liderazgo es poder ver oportunidades de negocio donde los demás no lo perciben. Para ello es muy importante observar la realidad y prestar atención a las señales que permiten anticipar el futuro, predecir crisis, cambios de tendencias, etc., aunque después deberemos de correr el riesgo de equivocarnos.

5- Utilizar los precios para crear una ventaja competitiva.

Algunos grandes líderes construyeron el éxito de sus compañías gestionando sus costes y precios para obtener una ventaja competitiva.

San Walton, fundador de Wal-Mart adoptó la estrategia de comprar barato, vender con descuento y compensar los estrechos márgenes gestionando grandes cantidades de productos. En Dell se mantenían los costes bajos al utilizar la venta directa como principal canal de venta. El líder de Amazon.com utilizó una tecnología y métodos innovadores de descuento en vetas para arañar su cuota de mercado de las librerías tradicionales y sus rivales en internet.

Un precio bajo no nos servirá para mantenernos en mercado a largo plazo, por lo que dicha ventaja deberá de ir acompañada de otro valor añadido y conseguir la satisfacción de nuestros clientes.

6- Gestión y creación de la marca de la empresa

La marca es un valor intangible que representa un conjunto de valores clave, reconocible por el público, que caracteriza el producto o servicio. Es un activo estratégico de la empresa y una fuente de ventaja competitiva frente a otros productos o servicios similares.

7- Aprender con rapidez
El escenario donde las empresas se desenvuelven es muy cambiante, por lo que requiere tener una capacidad de aprendizaje rápido para ir adaptándose a las nuevas situaciones que se van generando.

8- Gestionar los riesgos
El liderazgo conlleva enfrentarse a la incertidumbre, al riesgo, dado que los mercados se ven influidos por factores que ni pueden ser conocidos de antemano ni son completamente controlables.

La decisión de asumir o no un determinado riesgo suele depender de la potencial recompensa de hacerlo, pero puede manejarse mejor con herramientas de planificación de escenarios, que permiten visualizar alternativas futuras y desarrollar estrategias específicas para cada caso.

Mejorar la comunicación mediante el RAPPORT

“Cuando quiera descubrir cosas acerca de sus pacientes, observe, observe sus conductas” Milton Erikson
Cuando mantenemos una reunión, uno de los factores más importantes para alcanzar el éxito es el conseguir mantener una comunicación efectiva, normalmente mediante un acercamiento con la otra persona. El proceso de acercamiento, de conexión a la otra persona, es utilizado de forma intuitiva por muchas personas, pero puede ser aprendido y practicado para mejorar la comunicación.

Una buena herramienta para conseguirlo es aprender como obtener el “Rapport”, que significa acompañar, acompasar. Se dice que en una relación entre dos o más personas hay rapport cuando sus pensamientos o sentimientos armonizan entre sí.

El Rapport, por tanto, es una herramienta fundamental en trabajos donde se requiere empatía o sintonía con otras personas, generando las condiciones perfectas para resolver conflictos, negociaciones o ventas, al lograr un clima de confianza, credibilidad e interés.

¿Cómo conseguir Rapport?
Nosotros tenemos una mente consciente y una mente inconsciente. Cuando conversamos con alguien, cuando estamos en una reunión, nuestra mente consciente está concentrada en las palabras que escuchamos, en las ideas que luego plantearemos, etc, pero nuestra mente inconsciente está recibiendo señales de las otras personas, captando el tono de voz, el lenguaje no verbal, etc. Nuestra mente inconsciente interpreta estas señales y las relaciona con nuestro modo de vivir, de sentir y saca una conclusión: es de confianza o no lo es, me siento bien o quizás no siento nada especial.

Esa sensación la hemos tenido muchas veces cuando conocemos a alguien, cuando llegamos a una reunión y percibimos en pocos minutos si tenemos lo que llamamos “Química” con unas u otras personas.

Conseguiremos el Rapport si conseguimos “conectar” con la mente inconsciente de la otra persona, acompañándola y guiándola, estableciendo un lazo de confianza.

¿Cómo conectar, como alcanzar el rapport?

Conectamos con la otra persona cuando observamos los canales por los que se comunica una persona, prestando especial atención a las siguientes vías:

Frecuencia y profundidad de la respiración
La postura corporal, movimientos y gestos
La forma de hablar, su ritmo, tono y volumen.
Parpadeo y vías de acceso ocular
Patrones de lenguaje (visual, auditivo, olfativo, etc.)

Una vez analizados estos canales podemos actuar copiando posturas, gestos, estado de ánimo, repitiendo similares palabras, la forma de pronunciarlas, etc. Todo con sutileza, de forma natural.
Si conseguimos unirnos, cadenciar nuestra comunicación como en una danza, si las dos personas adoptan la misma postura, el mismo ritmo, conseguiremos estar en Rapport. Ahora la sintonía estará muy cerca y llegarán los acuerdos.

Veamos algunos ejemplos de vías para alcanzar el rapport:

La respiración

Mientras conversamos con la otra persona, podemos observar la velocidad y ritmo de su respiración. Si luego igualamos la velocidad de su respiración, igualaremos también la velocidad al hablar.

Con la postura corporal, movimientos y gestos

Podemos generar Rapport imitando posturas, movimientos, gestos tras unos segundos después de haberlo hecho la otra persona. Por ejemplo, podemos generar rapport desde los primeros saludos. Si alguien nos saluda eufóricamente debemos responder así también, si nos alza una mano para saludar, nosotros responderemos alzando la nuestra también.

Al hablar

Cuando estamos hablando con alguien podemos modelar (copiar) también la velocidad de su voz, es decir, si habla rápido nosotros también haremos lo mismo, si habla despacio para generar Rapport hablaremos también despacio.

Con el lenguaje

Hay personas que por lo general usan una palabra que es común en ellos, lo cuál para generar Rapport la usaremos en algunas ocasiones mientras conversamos. Por lo general trataremos de repetir las últimas frases de la persona a la cual hacemos rapport.

No obstante, observar al mismo tiempo todas estas posibilidades es muy difícil. Por eso es mejor seleccionar una o dos, realizando un especial esfuerzo por copiarlos. Si intentamos reflejar la postura corporal, la respiración y los gestos, es difícil que se pueda atender a la voz o a los patrones del lenguaje, aunque practicando se puede ir aumentando las vías de acompasamiento hasta llegar al nivel de Rapport deseado.

¿Cómo saber que es eficaz lo que estamos haciendo?
Después de haber acompasado una conducta, se puede comprobar si estas en rapport con ella simplemente cambiando la conducta y verificando si la otra persona te sigue. Si sigue tu nueva conducta quiere decir que estás en rapport. Si no lo hace, no estas en rapport. En este caso, se puede volver a intentar acompasar su conducta de nuevo.

La comunicación no verbal
En nuestra relación con los demás, la forma en que nos comunicamos no verbalmente es un importante lenguaje que suele quedar relegado, si no olvidado en nuestros intentos por conectar con otras personas. Seamos conscientes de los mensajes que comunicamos y mejoremos nuestra capacidad de observar los mensajes de los demás. Nos permitirá adoptar un lenguaje corporal que atraiga a los demás, obteniendo claros beneficios.

El poder del amor en las empresas

El amor lo conquista todo – Virgilio
Pronto será el día de San Valentín. Pensando en el poder del amor, que todo lo mueve, me ha parecido una buena excusa su próxima celebración para tratar el tema del amor en las empresas.
Creo que es un asunto destacable, porque estoy plenamente convencido que si queremos tener empresas exitosas, debemos conseguir el compromiso afectivo de nuestros empleados, debemos enamorarlos y mantener la relación. Si somos capaces de hacerlo, también seremos atractivos ante los clientes e inversores. El amor en las empresas debe ser considerado como estratégico.

¿Qué es el amor? Hay cientos de definiciones de amor, pero lo obvio es que es un concepto universal relacionado con la afinidad entre seres y habitualmente interpretado como un sentimiento. Uno que me gusta es el de Gottfried Leibniz :«Amar es encontrar en la felicidad de otro tu propia felicidad».

Si buscamos la felicidad de nuestros empleados y clientes, el éxito de nuestra compañía, su felicidad, estará mucho más cerca. Profundicemos un poco.

El consejero delegado de Microsoft exclamó en una convención ante empleados: “¡Amo esta compañía!” . Pero la realidad es que es difícil encontrar a empleados muy comprometidos, muy apasionados con lo que hacen, empleados que lleguen a enamorarse de su compañía. Cuesta conseguir un buen matrimonio laboral y cuando llega, el divorcio “contractual” puede aparecer en cualquier momento. Por este motivo debemos de enamorar a nuestros empleados y cuidar esta relación. (Te invito a leer también otro post anterior “Cuida tu matrimonio laboral” )

En el libro “La empresa sensual”, el autor Jesús Vega (ex director de recursos humanos del grupo inditex), se pregunta qué tiene Zara para que millones de personas salgan a la calle cada día con sus prendas? ¿Qué ofrece Google para que decenas de miles de personas respondan a un proceso de selección? ¿Cuál es el atractivo de Apple o Virgin? ¿por qué unas empresas son deseadas y otras resultan indiferentes para inversores, clientes o empleados?

Jesús habla de un nuevo poder, el de aquellas empresas que hacen valer su atractivo, que han sabido ser interesantes y parecerlo, a través de acciones muy diferentes, pero con un factor en común: el ejercicio de la seducción, como estrategia empresarial. Su éxito las avala. El libro muestra qué hace deseable a una compañía para enamorar a personas tan distintas como los empleados, los clientes o los grupos de inversión…

En estas empresas se experimentan sensaciones muy parecidas a las de una intensa relación amorosa. Son empresas dotadas de cualidades que les sirven para conectar con las personas y, posteriormente, obtener de ellas los objetivos que se marcan. Empresas que han sabido entender que, por encima de todo, clientes, empleados, accionistas y proveedores son personas. Y actúan en consecuencia.

Otros muchos consultores de dirección aconsejan a los directivos la búsqueda de una “seducción constante”, la búsqueda de las emociones y el amor en las empresas. Nos dan estos consejos:

Javier Fernández Aguado de MindValue comenta: “En una época en la que el talento es escaso, hay que seducir a los empleados, porque ahora hay dos modos de irse: el body scape (se van físicamente) y el brain scape (se quedan físicamente pero se van mentalmente). Y para enamorar, el directivo debe captar el corazón de la gente. Para que pase eso, la organización debe tener alma; es decir, espíritu, proyectos e ilusión compartida. Si no, sólo tendrá conjuntos de personas, no equipos. Hay que imbuir en la empresa esa energía unificadora de la persona y del espíritu. Por ejemplo, en La Caixa, incluso en su publicidad, se habla siempre del alma de La Caixa. Cuando el alma de la empresa se pierde, se queda sólo con un cadáver”.

Juan Carlos Cubeiro de Eurotalent: “Hay diferentes tipos de amor: el amor erótico, filial, el amor como ágape o compañerismo y el amor como manía y obsesión. Y en la empresa deben convivir el amor como ágape y el amor filial. El compromiso es amar lo que haces y el lugar en que estás. Talento es, de hecho, capacidad para el compromiso. Por ello, la ventaja competitiva basada en el amor consiste en el servicio tanto al cliente interno como al externo. Hoy por hoy, el amor es el protagonista en un mundo más tecnológico que nunca. Y los empleados que se van no es que sean infieles; es que la relación contractual ha cambiado. La obediencia sirve para muy poco. Al final, la fidelidad tiene que ver con el jefe”.

Jeffrey Pfeffer de Stanford: “Creo que la idea o el concepto de que el negocio debe estar libre de emociones y que el líder debe ser reservado y comedido ya no es cierta. ¡No tengas miedo a mostrar tus emociones, a mostrarte vulnerable, a admitir tus errores y a reconocer que no sabes todo! El líder debe ser auténtico y genuino. La clave está en una comprensión empática, de modo que uno se puede poner en su lugar y ver el mundo a través de sus ojos, y ser capaz de tener en cuenta todos sus sentimientos e intereses”.

José Aguilar de MindValue: “Cuando el directivo busca a alguien para una posición clave, siempre se busca ese flechazo, pero, tradicionalmente, con el paso del tiempo siempre se pasan los efectos de ese flechazo y, si se descuida la relación, ya no se mantiene esa tensión atractiva. Hoy ya no basta con ser simpático con ese empleado y regalarle flores en el noviazgo. Hay que seguir regalándole flores en el tiempo, porque hoy la ruptura profesional es más brutal y sencilla. Y éste es un paso que aún no han dado muchos directivos”.

Pilar Jericó:“El compromiso con la empresa es igual que el compromiso con una pareja, y se pasa siempre por tres fases: crecimiento, separación e infidelidad. Por ello, la clave es crecer juntos empleados y empresas. Se trata de un crecimiento compartido entre ambos. Y eso exige, primero, coherencia entre lo que dice y hace el directivo, porque ese compromiso se construye con hechos, no con palabras. Y segundo, que coincida lo que uno pide y lo que el otro le da. En el fondo, el compromiso es un baile en pareja entre empleado y empresa”.

Juan Rivera de Instituto de Liderazgo: “La clave para enamorar al empleado es construir futuros deseados compartidos. Lo que tenemos que hacer es construir conjuntamente nuestra empresa, nuestra futuro, nuestro proyecto común… Y hacerlo no por ser buenos, no sólo por atraer y mantener talento, sino como pieza clave de estrategia y competitividad. De eso va el liderazgo. Como siempre dice Steve Ballmer al hablar de Microsoft, se trata de crear proyectos que les apasionen, que les haga quedarse, que les piquen, y al hacerlo son más competitivos”.

Carlos Monserrate de Ray & Berndston: “En un primer momento se da el enamoramiento, porque hay algo de esa empresa que excita, que atrae, que me pone. Pero eso no es sostenible en el tiempo; no hay biología que lo aguante e incluso puede llevar a la crisis, a la infidelidad. Por eso, hay que construir relaciones a largo plazo y desarrollar proyectos comunes: entender las expectativas de las personas”.

José Ramón Pin del IESE: “Hoy en día nadie se enamora de la empresa sino del proyecto de la empresa. Por eso, hay que meter al empleado en proyectos que lo ilusionen y que le sirvan para aumentar su valor. Y segundo, establecer sistemas de recompensa y reconocimiento aceptables. Y todo parte del jefe, que debe hacer sentir valioso al empleado”.
José Manuel Casado de Accenture: “Hay cierta necesidad de reinventar la forma de enamorar a la gente en la empresa. Primero, hay que considerarla como capital, no recurso. Hay que conseguir el compromiso afectivo de ellos, que trabajen aquí porque quieren trabajar aquí. Para ello, el directivo debe saber generar confianza. Y hay que invertir la pirámide de Maslow, para que lo primero sea la autorrealización del empleado”.

Hay empresas que seducen, enamoran. Consiguen llegar al alma de las personas y las conquistan, a veces para siempre. No olvides que el cuidado de tus empleados es prioritario para alcanzar los mejores objetivos.