Una selección de fondos para 2012

A continuación dejo un artículo que me publicó el pasado 18 de enero la web fundspeople. Ver artículo original: Una selección de fondos para 2012

El contexto de preocupación por el crecimiento generará expectativas de menores de beneficios empresariales, sobre todo en Europa frente a EEUU o emergentes. Esto da una potencialidad limitada a las bolsas por la elevada aversión al riesgo, pero es muy posible que los mercados hayan descontado ya en los precios un escenario peor del que pudiéramos encontrarnos a lo largo del ejercicio. La realidad es que las primas de riesgo descontadas por los precios son realmente muy altas y permitiría, al menos, una evolución hacia la media histórica cuando la situación se vaya calmando y recuperando la confianza. Esto se traduciría en un potencial mínimo de alrededor un 8%-10% de subida en las bolsas en general. Las inversiones en valores con altos dividendos ofrecerían una estabilidad de ingresos en la cartera y seguirán siendo los valores preferidos por los grandes patrimonios.

En cuanto a la renta fija, seguirá afectada por este reducido crecimiento, el proceso de desapalancamiento generalizado y la reconducción de la crisis europea hacia una senda de mayor unión. En este entorno, vemor oportuno sobreponderar la inversión en renta fija global. Las duraciones de la cartera deberían también sobreponderarse. Una zona razonable es la zona media de la curva (4-6 años). Aunque existe cierto consenso de la oportunidad de adquirir Bonos corporativos y de alta rentabilidad (High Yield) dado el reciente repunte de sus rentabilidades, en el actual contexto podríamos ver situaciones de insolvencia por problemas de refinanciación. Por tanto, la inversión en renta fija corporativa la preferimos en compañías que tengan balances sólidos y en bonos high yield del mejor segmento de crédito.
Finalmente, para los recelosos en renta variable, una buena opción es acceder a través de los bonos convertibles, mejor globales, que podrían tener un buen comportamiento este año 2012, debido a que esta clase de activo podría haber alcanzado mínimos de precio, por aumento de diferenciales de crédito y la bolsa con expectativas de revalorización a medio plazo.
¿Cuáles son algunos fondos que nos gustan para este año 2012?
En este entorno de incertidumbre, pero también de oportunidades, no tenemos dudas que hay que seleccionar fondos con un foco conservador en la selección y asignación de activos, y una gestión bastante flexible. Estos son algunos de los fondos que más nos gustan y que recomendaríamos para estar más tranquilos por su enorme calidad:
FONDO MIXTO
· Invesco Balance Risk Allocation Fund Es un fondo mixto que ofrece una cartera estratégica y diversificada a nivel global, expuesta a tres clases de activos: renta variable, bonos gubernamentales y materias primas. La gestión es cuantitativa, buscando equilibrar la contribución del riesgo (no de la ponderación) de la cartera en cada una de las tres clases de activos. Es un fondo descorrelacionado con otros fondos similares.
RENTA FIJA
· Legg Mason Brandywine Global Fixed Income Bond: Fondo de renta fija global con un estilo defensivo, bajo el análisis top-down. Invierte en bonos soberanos, incluyendo emergentes de grado de inversión hasta un máximo del 20%. Realiza una gestión muy activa en divisas y es un fondo muy concentrado (alrededor de 20 emisiones), de clara convicción y alejamiento del benchmarck.
· M&G Optimal Income: es un fondo de bonos, aunque puede tener un reducido porcentaje de renta variable, con un enfoque básicamente europeo. Tiene una gestión completamente flexible, con una clara incidencia del análisis macroeconómico para valorar el posicionamiento de duración y asignación de las distintas clases de activos, así como de la selección de los nombres individuales por un equipo de especialistas. Aunque no tiene limitaciones en cuanto a las clases de activos, los gestores son eminentemente conservadores en la asignación de activos de riesgo.
· Fidelity Euro Short Term Bond: Para perfiles más conservadores que esperen mejorar el rendimiento de un monetario. Este fondo invierte fundamentalmente en bonos europeos con categoría de inversión y vencimiento inferior a cinco años, aunque la duración media no excederá de tres años. El fondo tiene aproximadamente la mitad de la inversión en deuda pública y la otra mitad en bonos corporativos. La gestión tiene un enfoque multi-estratégico en las posiciones en la curva de tipos, la asignación de activos, sectores y emisores.
BONOS CONVERTIBLES
· Ferox Salar Fund: Fondo de Bonos Convertibles global, gestionado por una firma especializada con un enfoque conservador, realizándo estrategias tanto long only como de arbitraje en emisiones con deltas medias bajas y de elevada calidad crediticia.
RENTA VARIABLE EUROPEA:
· Invesco Pan European Structured Equity: Fondo de renta variable paneuropeo con un proceso diseñado para predecir el comportamiento relativo de las diferentes compañías en bolsa, combinando criterios fundamentales y el Behavioural Finance con una impmentación disciplinada y cuantitativa. La cartera se construye utilizando un método de optimización, eligiendo los valores con un menor riesgo esperado.
· MFS Meridian European Value: Un fondo de renta variable europeo con un sesgo conservador, con el objetivo de mejorar la rentabilidad del mercado con una menor volatilidad. Invierten en valores infravalorados según el potencial de crecimiento de los beneficios y la durabilidad del negocio a largo plazo, con una clara fijación por las empresas que protegen el dividendo. Usan el análisis fundamental con criterios bottom-up
RENTA VARIABLE USA
– JP MORGAN Highbridge US Steep: El fondo es gestionado a través de un sistema de arbitraje estadístico. La estrategia del fundo busca aquellas compañías que ofrezcan el mayor potencial de alpha, independientemente del peso del índice a través de un sistema de arbitraje estadístico. El fondo tampoco cuenta con objetivo de tracking error. La cartera de los fondos STEEP está muy diversificada, con una posición limitada y una exposición principalmente a valores medianos y grandes.

RETORNO ABSOLUTO
· BlackRock Strategic Funds European Absolute Return Fund: Fondo que implementa una estrategia Long/Short sobre acciones europeas con un enfoque completamente flexible. La exposición neta a mercado oscila entre un +20% /-10%, siendo la máxima exposición bruta al mercado de 150%. La estrategia del fondo se basa en utilizar una cartera de entre 50-100 títulos implementando una rotación de 200% – 400% anual.
Rafael Romero, director de inversiones de Unicorp Patrimonios

Las claves del Swing Pricing

Dejo mi artículo publicado en la revista Funds People de septiembre 2010, en calidad de profesor de ESESA.

El Swing Pricing, una medida que ajusta los precios del valor liquidativo (NAV) de un fondo, es un concepto relativamente nuevo y poco conocido que está tomando especial relevancia. Se trata de una medida para compensar el negativo efecto que generan fuertes volúmenes de entradas y salidas en un fondo, así como la negociación de algunos clientes que parecen seguir pautas de sincronización con el mercado o con una frecuencia excesiva.



Si se producen los casos comentados, la gestión de la cartera se complica y los costos de negociación se elevan, ya que la suma de comisiones y gastos de intermediación y liquidación, los diferenciales entre precios de oferta y demanda, y otros costes que pudieran llegar, custodia, conversión de divisas, tasas, etc., tienen un impacto negativo en los resultados del fondo.


Este efecto es el denominado “dilución” y algunas gestoras internacionales (en España no es posible), están aplicando el Swing Pricing intentando proteger a los inversores existentes en el fondo, garantizando que los inversores que realicen suscripciones o reembolsos, sean los que asuman parcial o totalmente los gastos asociados a la reestructuración de la cartera.


Cómo funciona


En la práctica funciona de la siguiente manera: los activos del fondo se siguen valorando de acuerdo a los criterios normales (por ejemplo al último precio negociado en bolsa), lo que permite calcular su NAV correspondiente al valor neto de los activos, pero la entidad gestora puede decidir ajustar dicho NAV al alza, o a la baja, con un “factor de ajuste” (Swing Factor) que considere las comisiones y gastos, y la horquilla de cotizaciones entre compra y venta.


El nuevo NAV ajustado, será el finalmente publicado y al que se realizarán las suscripciones y reembolsos de ese día, perjudicando o beneficiando, según sea el caso, a unos inversores frente a otros. Es importante destacar que pudiera haber un factor de ajuste distinto a flujos netos de entradas o salidas del fondo.


En las memorias de los fondos se indicará el porcentaje máximo de ajuste permitido, oscilando normalmente entre el 2% y el 3% del NAV de ese día. En la práctica es difícil observar los ajustes en la mayoría de fondos, pero actualmente existen fondos de renta fija a corto plazo con ajustes del 0.45% en compras, high yield en el entorno de un 1%, etc., reduciendo sensiblemente la rentabilidad final de los inversores.


Full Swing y Partial Swing


Las gestoras pueden decidir entre hacer un Full Swing, donde el NAV se ajusta cada vez que hay un flujo neto en el fondo y por tanto su dirección (al alza o a la baja) se determinará en función de los flujos del día, o realizar un Partial Swing, que realiza el ajuste solo el día que los flujos netos del fondo alcanzan cierto umbral sobre el patrimonio total del fondo.


Este último criterio parece ser el más dominante para reducir la volatilidad del NAV publicado, ya que podría estar el NAV más basado en los flujos netos del fondo que en los movimientos del mercado subyacente. El umbral suele oscilar entre el 1% y el 3%, pero la decisión es arbitraria de la Gestora y no se informa para no ser utilizada para arbitrar por los inversores.


Ventajas del Swing Pricing


Actúa como un elemento disuasorio frente a clientes con negociaciones frecuentes, con estilos de market timing.


Protege a los inversores a largo plazo de la dilución de su participación por los movimientos de otros inversores.


Es una medida justa para la mayoría de los inversores, por no permitir beneficiarse indebidamente o sufrir un coste como consecuencia de las acciones de otros inversores en el fondo.


Aunque podríamos tener un NAV para Compras/Ventas, el Swing Pricing facilita el tener solo un NAV diario, ya que los sistemas de transferencia, registros, información, etc. están preparados para disponer de un solo NAV para todas las operaciones del día.



Desventajas


La oscilación de los precios puede beneficiar o perjudicar a pequeños inversores de la actividad que otros grandes inversores pudieran estar realizando el mismo día, al superar el umbral establecido para realizar el ajuste del NAV.


Si un fondo es de reducido volumen y está en fase de crecimiento en ventas o experimentando una reducción constante de su patrimonio, es más fácil que se realicen los ajustes, siendo más recomendable la elección de fondos con elevado volumen para protegerte de este efecto.


Aumenta la volatilidad de la rentabilidad del fondo en el corto plazo, así como el Tracking Error entre el fondo y su benchmark, dificultando el análisis y comparación con fondos de su categoría que no lo apliquen.


Hay una falta de transparencia e información, siendo difícil de identificar, de calcular y controlar, unido a que las gestoras no suelen publicitarlo en su material de marketing y fichas mensuales.


No es posible justificar que el gestor del fondo requiera invertir/desinvertir todos los flujos netos de capital, ya que puede ser coincidente con decisiones de reducción o incremento de la liquidez.


Dado que se basan en datos históricos de diferenciales y costes para el cálculo del factor de ajuste, no es posible justificar a priori que sea el correcto para las nuevas operaciones. Así mismo, algunas gestoras revisan sus cálculos con poca periodicidad (bimensual o trimestral).


En ambas circunstancias anteriores, el ajuste del NAV, total o parcialmente, podría facilitar un mejor rendimiento al fondo.

Hay ventajas en el uso del Swing Pricing, pero existen numerosas desventajas que obliga a las gestoras a valorar convenientemente su utilización, sus métodos de cálculo y revisión, así como su política de información al respecto.


Entiendo que la gestoras debieran facilitar sus políticas de valoración y de ajustes del precio, sobre si han implementado en la práctica el Swing Pricing, a qué tipo de productos, en qué momento, su valor y contribución al fondo. Quizás a través de las fichas mensuales o informes semestrales o anuales.

Si podemos perder un 0.45% en la compra de un fondo de renta fija europeo a corto plazo, nos gustaría saberlo antes. ¿No creen?

Nuevos enfoques en la gestión de inversiones

Este artículo ha sido publicado en la revista Funds People en el número de este mes de Junio, con el título “La Gestión del Sentimiento” firmado por mí en calidad de Profesor de ESESA , donde imparto clases de Planificación Financiera, Bolsa y Mercados.

La globalización financiera y la potente tecnología operativa y de transmisión de información, permite que se puedan iniciar transacciones masivas con la capacidad de transmitir sentimientos de pánico o euforia, errores o crisis, a todo el sistema mundial con una rapidez e intensidad desconocidas hace pocos años, y donde el efecto contagio refuerza la volatilidad al igual que una resonancia física.

Este nuevo escenario obliga a complementar los modelos tradicionales de gestión con nuevos enfoques que tengan en cuenta otros factores: las estrategias del resto de agentes, sus comportamientos, interrelaciones, la incertidumbre, la aleatoriedad, etc. Hay pasos ya dados en ciencias aplicadas de las matemáticas e inteligencia artificial: teoría de juegos, teoría del caos, redes neuronales y algoritmos genéticos, así como en la psicología aplicada a las finanzas.

La Teoría de Juegos es una rama de las matemáticas cuyo objetivo no es el análisis del azar o de los alementos aleatorios, sino los comportamientos estratégicos de los jugadores en sus decisiones, bajo situaciones que suelen implicar conflictos de intereses y estrategias.

Keynes comparó la bolsa con los concursos de belleza que se realizaban en su época, donde los lectores elegían entre cien fotografías las seis caras más bonitas. El premio lo ganaba la persona cuya elección se acercara más a la media del conjunto de concursantes, de modo que un concursante para ganar no debía elegir las caras que más le gustaran a él, sino las que considerara más probable que les gustaran a los otros, los cuales estarían enfrentándose al mismo problema desde la misma perspectiva. Para ganar, debían dedicar sus inteligencias a prever lo que la opinión media esperara que fuera la opinión media.

El resultado de una decisión de inversión dependerá de la conjunción de decisiones de los diferentes agentes, reduciendo la situación de incertidumbre si utilizas ciertas suposiciones racionales con respecto al resto del mercado, y considerando que nuestra decisión solo será acertada si tenemos en cuenta la posible influencia conjunta de las decisiones de todos los agentes. Es una cuestión de probabilidades y árboles de decisión.
La Teoría del Caos, aplicada en metereología, trata ciertos tipos de comportamientos impredecibles de sistemas dinámicos no lineales, y es capaz de descubrir pautas y orden en los mercados, donde anteriormente sólo se veían aspectos aleatorios e impedecibles.
Las Redes Neuronales consisten en una simulación de las propiedades observadas en los sistemas neuronales biológicos, a través de modelos matemáticos recreados mediante inteligencia artificial que pueden predecir las tendencias de los mercados, porque a diferencia de los métodos estadísticos tradicionales, comprenden muchas variables diferentes con una interdependencia e influencia causal.
Incipiente es el uso de los algoritmos genéticos, unos métodos adaptativos que pueden resolver problemas de búsqueda y optimización basados en el proceso genético de los organismos vivos. Por imitación de este proceso, los algoritmos genéticos son capaces de ir creando soluciones para problemas del mundo real.
Las teorías aplicadas desde la psicología a las finanzas, Behavioural Finance (BF), son las que empiezan a utilizarse más en la gestión de fondos, dada la confirmación de la negativa influencia de los sesgos psicológicos cuando invertimos.
La mayoría de los gestores cuantitativos aplican algunas teorías de BF, aunque destaca en su uso la gama de Dexia Quant, con el objetivo de identificar los factores generadores de alpha: valoración, el sentimiento de los analistas, el momentum de los beneficios, etc.
La gestora pionera en el uso del BF fue JPMorgan en 1992, con un producto de Renta Variable en UK, que ganó a su benhmark nueve de diez años, facilitando el desarrollo de equipos especializados y la gestación de nuevos productos, siendo hoy la entidad con más productos y volumen mundial aplicando estas teorías. Aunque muestran buenos resultados, no parecen ofrecerlos por el uso del BF, sino por su calidad en el análisis de empresas.
Otra gestora con equipos y productos focalizados en BF es la alemana DEKA, con productos mixtos y de renta fija, destacando su Deka-BF Eurorenten Total Return, un fondo con una duración muy flexible (-2 a +8) y cuyas decisiones están basadas al 100% en estas teorías. El equipo gestor usa los índices de sentimiento Sentix que crearon en 2001 en su proceso de inversión, junto a múltiples factores, como los flujos de fondos o el escaneo de la prensa buscando palabras clave: pánico, dudas, euforia, etc. e intentar adivinar así, el momento del ciclo de mercado y las tendencias.
En productos mixtos destaca CCR Flex Croissance, de UBS Group, un fondo puro Behavioural Finance, super flexible en su asset allocation y con una metodología muy robusta aplicando estas teorías, que ha demostrado detectar bien las tendencias y el recorte de las pérdidas cuando los mercados se dan la vuelta. El sistema incrementa el riesgo de bolsa al 100% o lo reduce a cero en función de la detección de las tendencias.
Finalmente destacar la filosofía de gestión de Legg Mason y el fondo de renta variable americana gestionado por Bill Miller, el Legg Mason Value Fund creado en 1982 y que consiguió batir al S&P 15 años consecutivos. La compañía, focalizada en la gestión value, tiene una marcada cultura de búsqueda de nuevos modelos mentales para ir mejorando sus procesos de inversión, a través de la investigación de inputos no convencionales, además de las finanzas del comportamiento. Colabora activamente en laboratorios de ideas (arte, ciencia, deportes, literatura, etc.) y financia investigaciones científicas de sistemas complejos multidisciplinares.
No podemos olvidar que “Comprar una buena empresa no garantiza una buena inversión bursátil”. El mercado cada vez es menos eficiente, racional o equilibrado, por lo que convendría seguir las nuevas tendencias y aprender de ellas.

La parte conservadora de la cartera

Artículo publicado en la revista Funds People del pasado mes de marzo 2010.

ANTE LA SITUACIÓN DE LOS DISTINTOS ACTIVOS, LA MULTIESTRATEGIA SERÁ LA MEJOR “ESTRATEGIA” DE INVERSION ESTE AÑO PARA LA RENTA FIJA.

Se está complicando la inversión de la parte más conservadora de las carteras. La posibilidad de que se retome la tendencia alcista de las bolsas gracias a un crecimiento sostenido de la economía global, es una realidad, lo que nos invitaría a pensar en términos de inflación futura, retiro de estímulos y subidas de tipos oficiales. Asímismo, hay que financiar enormes déficits y eso debería presionar al alza las tires de los gobiernos.

Lo anterior invita a plantear una cartera diversificada de fondos globales descorrelacionados y gestionados con filosofías de retorno absoluto, con máxima flexibilidad para invertir en múltiples estrategias y activos, y una gestión muy activa del riesgo. También en fondos corporativos con cupón flotante, fondos corporativos de bonos más largos con la duración cubierta, bonos ligados a la inflación, y dado el posible incremento de la volatilidad, en fondos de arbitraje y los neutrales con la evolución de la renta variable. Subiríamos el riesgo con un poco de deuda higy yield, mejor de forma indirecta, a través de fondos corporativos que la puedan incorporar en sus carteras, y con bonos de gobiernos emergentes en divisa local, con tipos de interés reales positivos y buena calidad crediticia, con un potencial adicional de rentabilidad por la mejora de su divisa.

Pero todavía hay muchas dudas sobre la solidez de la recuperación económica y algunos indicadores son decepcionantes. Quizás se retrase el esperado movimiento al alza de los tipos oficiales y no haya llegado el momento de un aumento sostenido de las tires de los bonos a medio y largo plazo, lo que nos ha recordado que no podemos olvidar tener fondos con beta a la deuda pública de países desarrollados, y mucha flexibilidad en la asignación de activos.

En definitiva, creemos que la multiestrategia probablemente será la mejor “estrategia” de inversión este año para la parte más conservadora de la cartera.

Los 10 errores más frecuentes del inversor en fondos

“Todos los hombres pueden caer en un error, pero sólo los necios perseveran en él” Cicerón

Hoy me ha llegado el último número de la Revista InvertirEnFondos realizada por Morningstar, en el que hay un artículo muy interesante que identifica los errores más comunes que comenten los inversores particulares (y algunos profesionales) en fondos de inversión, año tras año.

Analicemos nuestro estilo de inversión y desterremos las malas prácticas, sobre todo las de reaccionar con los datos de corto plazo, vender tras caer los mercados, comprar en los picos más altos, no diversificar, no tener objetivos ni estrategia de inversión, etc.

Estos son los errores detectados:

Error 1: Reaccionar a las rentabilidades a corto plazo

Uno de los errores más frecuentes que cometen los partícipes es fijarse demasiado en los rankings a corto plazo. Suelen, en efecto, vender los fondos con las peores rentabilidades a un año y comprar los que tienen las mejores prestaciones a ese periodo.

Error 2: Vender después de una caída del mercado

A corto plazo el mercado es impredecible y, por lo tanto, si usted vende en reacción a una noticia supone que usted puede predecir los movimientos a ese plazo. El miedo es uno de los grandes enemigos del éxito en las inversiones. Es lógico que cuando a uno le entra el miedo, la primera reacción es reducir el riesgo. Pero, con esta reacción, es muy probable que se pierda el siguiente rally de los mercados y que apenas consiga ganarle la partida a la inflación.

Desde una perspectiva de largo plazo, la liquidez tiene su riesgo y las acciones tienen menos riesgo del que parecen tener.

Error 3: Acumular demasiados fondos marginales

Los inversores suelen invertir en los fondos más calientes del momento (fondos BRIC, fondos de materias, etc…). Estos fondos, que suelen ser en su mayoría marginales, tienen su interés, evidentemente, pero acumularlos en porcentajes demasiado altos puede destruir una cartera de fondos. Además, estos fondos suelen cobrar comisiones más altas que los fondos tradicionales. Por otra parte, también hay que tener en cuenta que puede tener acceso a estos mismo países o sectores a través de una cartera diversificada.

Error 4: No tener ningún plan

No tener claro cual es el objetivo perseguido o el papel de cada fondo dentro de su cartera es probablemente uno de los errores más graves. Tenga un plan y le aseguro que el seguimiento de susinversiones será bastante más fácil y menos estresante.

Error 5: Ignorar los costes

Las comisiones son uno de los criterios más importantes a la hora de elegir sus fondos. Y es una de las variables que mejor explican el comportamiento futuro de los fondos.

Error 6: Complicar inútilmente las cosas

Es cierto que hay gestores muy exitosos que utilizan técnicas y métodos complejos, pero para el común de los mortales comprar fondos tradicionales de renta variable y renta fija y, eventualmente, diversificando esta cartera con algún fondo sectorial o de materias primas es ampliamente suficiente y más fácil de gestionar.

Error 7: No entender los riesgos

Muchas veces el centrar la atención en las rentabilidades a corto plazo hace que nos olvidemos del riesgo real de las inversiones. Por ejemplo, es perfectamente posible que en un periodo de varios años muy malos para las bolsas haya fondos que pierdan más de un 50% de su valor. Es por ese motivo que una inversión en renta variable debe contemplarse en periodos de 10 o más años. También es importante entender el riesgo de distintos fondos de renta fija (deuda corporativa vs deuda pública, por ejemplo).

Error 8: No diversificar correctamente

El año pasado los valores financieros fueron duramente castigados, mientras que los valores energéticos lo hicieron relativamente bien. Durante el crac de las tecnológicas, los valores de pequeña capitalización y estilo valor estuvieron buenos resultados. No hay dos periodos bajistas idénticos. Por eso es importante diversificar correctamente entre distintos tipos de activos.

Error 9: No rebalancear

Cuando los mercados experimentan fuertes altibajos, es muy fácil que la distribución de activos se aleje de la inicialmente planteada. De ahí la importancia de un rebalanceo regular. Además permite al inversor comprar barato y vender caro.

Error 10: No tener una visión global de sus inversiones

La mayoría de los inversores suelen ver cada uno de sus fondos individualmente más que como integrantes de una cartera de inversión. Intentan que cada uno de ellos sea un ganador sin preocuparse del impacto que pueda tener en la distribución de activos. Esto suele hacer que el inversor persiga fondos “calientes”, opere con demasiada frecuencia y venda en los peores momentos. Si todos los fondos de su cartera suben al mismo tiempo, puede significar que su cartera esté poco diversificada o que esté asumiendo más riesgo de lo deseable.

PANICO VENDEDOR EN LOS MERCADOS

Son las cinco de la tarde de otra semana negativa, cerrando de nuevo otra jornada muy pesimista: las bolsas europeas con caídas en el entorno del 7-8% y las americanas rondando el 5%.

Estamos en una situación de absoluto pánico vendedor. Esta mañana los futuros del S&P caían más del 6,5% y el sistema paralizó la contratación hasta la apertura del mercado a las 15:30, hora en el que vimos el VIX (termómetro de pánico en bolsa usa) al 89,50% ¡ Casi un 90% de volatilidad implícita !!!!!! Este nivel es absolutamente histórico, increíble, alucinante !!!!. Nunca en la historia se había visto niveles por encima de 50% desde su creación en 1990 y en esta última semana hemos roto día tras día estos récords casi duplicando los niveles históricos.

Con estos niveles de volatilidad, no tiene sentido alguno hacer previsiones para el corto plazo. Estamos en un claro proceso de pánico irracional vendedor, lo que puede llevarnos a precios todavía un 10-15% por debajo de los actuales niveles.

Los inversores temen a la posibilidad no ya de una desaceleración o recesión en países desarrollados, sino en una auténtica recesión “global” tras conocer los últimos datos de crecimiento en algunas economías asiáticas, como China o Corea, o los graves problemas de iliquidez de algunos países como Islandia o de otros emergentes europeos: Hungría, Eslovenia, Ucrania, Bulgaria o Rumanía, muy vulnerables debido al elevado endeudamiento en divisas. Se ha castigado fuertemente a muchas divisas de estos países emergentes (y algunos no tanto), con caídas frente al dólar esta semana por encima del 10%

En España además hoy se ha conocido un dato de paro altísimo y se teme también la repercusión en nuestras entidades por nuestra inversión en Latinoamérica. Argentina ha despertado de nuevo los miedos a la inseguridad jurídica de países con gobiernos no muy ortodoxos… El miedo se traslada hacia otros países que en principio no deberían de estar en esa línea a corto plazo (México, Brasil, Chile), pero que a medio plazo no se puede ni mucho menos asegurar que sigan dentro del marco de juego. Todo esto se ha unido con algunos malos resultados empresariales y macroeconómicos que alimentan el deterioro de la confianza.

En fin, que se huye de la calidad, castigando indiscriminadamente a mercados emergentes, divisas, bonos corporativos de calidad,etc. etc. y no hay refugio posible salvo la deuda pública, fondos de gobiernos o similares.

¿Como cerrará el año?

Todo este escenario apunta a un cierre de año con nuevas bajadas de tipos oficiales hasta el 3% en Europa, el euribor a 12 meses en el entorno del 4% y nuevos mínimos de tir en los bonos, sobre todo en los plazos más cortos. El dólar y el yen pueden seguir fortaleciéndose, pero ya mucho más despacio.

En las bolsas es absolutamente imposible valorar cuando y donde pararán las caídas; pero los inversores de largo plazo, con perfil arriesgado, pueden aprovechar las oportunidades que estos escenarios ofrecen para hacer una cartera selectiva. Pero un consejo: hay que hacerlo poco a poco, sin prisa. Pasarán muchos trenes por la estación.

El dólar y los Fondos Soberanos

En este momento todos los inversores y analistas se esfuerzan en adivinar los motivos por los que el dólar sigue debilitándose frente al euro. El acierto tendría premio, parar ver cual es el mejor momento para volver al dólar.

Sin duda, el diferencial de tipos de interés y de ciclo económico de EEUU frente a Europa está pesando, así como el gran déficit comercial de EEUU. No obstante, según mi criterio, existen claros indicios de que el dólar ya ha volatilizado su superpoderío de líder de las reservas mundiales.

Muchos paises con elevados niveles de reservas en divisas, están creando unas estructuras llamadas Fondos Soberanos de riqueza, Sovereign wealth fund (SWF), que son fondos creados, financiados y controlados por los gobiernos.

Arabia Saudi, Kuwait, Emiratos Arabes Unidos, Rusia, Noruega, Singapur, China o Corea del Sur, son algunos países que ya lo crearon hace tiempo y que se sabe están diversificando cada día más en otras divisas fuertes, como euro, franco suizo, libra y dólar australiano, que les ayude a protegerse contra las devaluaciones del dólar. Otro de sus objetivos es balancear más claramente el peso de sus socios comerciales con las divisas que compongan sus fondos de reserva.

Según el banco de inversiones Morgan Stanley, sus recursos ascienden hoy a 2.5 billones de dólares, una cifra más de dos veces superior al PIB de Brasil. Esta cifra se puede incrementar anualmente (según apunta “The Economist”) en 450.000 millones, con lo que podrían llegar a manejar 17,5 billones en 2015.

Estos fondos se constituyen con dinero proveniente, básicamente, de las reservas internacionales de los Estados, de los ingresos que obtienen por las exportaciones de recursos naturales (minería, petróleo, etc.) y por los fondos de pensiones administrados por los gobiernos.

El culpable del fenómeno es el fuerte desequilibrio comercial de EEUU acumulado en esta década, dado que el déficit por cuenta corriente de la superpotencia sigue estando en el orden del 5,5% del PIB, generando montañas de dólares a los países asiáticos así como de los países productores de petróleo y minerales.

Como ejemplos más ilustrativos, está China que ya acumula 1.2 billones de dólares en reservas y Japón otros 900.000 millones, dando lugar a un “exceso de ahorro global”.

Así mismo, el creciente comercio entre los miembros de la OPEP de Oriente Próximo y la UE ha agravado el problema para los países árabes productores de crudo. Por ejemplo Arabia Saudí obtiene el 30% de sus importaciones de Reino Unido y la zona euro y sólo un 10% de EEUU, con lo que calcula el precio de su petróleo cada vez más en euros y libras porque ésas son las monedas que utiliza para pagar sus importaciones.

Proceso sin retorno

Hasta hace realmente muy poco tiempo, estos gobiernos invertían básicamente esta ingente cantidad de reservas en bonos del tesoro norteamericano, lo que ha permitido financiar con holgura y bajos tipos el déficit norteamericano. Pero estos países ya están abandonando la seguridad de sus bonos del tesoro para mejorar el binomio Rentabilidad/Riesgo de sus inversiones con una mayor diversificación, trasladando parte de su liquidez hacia otras divisas distintas del dólar, asumiendo el euro cada vez más protagonismo, a la vez que también se trasladan hacia otros activos distintos a la renta fija (materias primas, renta variable, capital riesgo, sector inmobiliario, etc.).

Todo lo anterior está poniendo nervioso a muchas autoridades. No solo afecta a la evolución del dólar, sino que se está notando su entrada en sectores concretos de la economía global a través de la entrada en empresas de forma directa o a través del capital riesgo.

Deberemos vigilar a estos fondos soberanos, porque se convertirán muy pronto en los principales actores de los mercados financieros. La evolución de los mercados de acciones, bonos y divisas pueden estar en sus manos.

La estrategia será intentar convencerlos de que estén de nuestro lado…