No solo de palabras vive el mercado

Semana de infarto la que vivimos la semana pasada, aunque se decantó finalmente al alza por las declaraciones en Europa de apoyo al Euro y el planteamiento claro de que se va a luchar para aliviar las tensiones en los mercados de deuda. Parece plantearse cada vez más claro la posibilidad de que el fondo de rescate se reactive en coordinación con el BCE para ayudar a los países con problemas, sobre todo España e Italia. De este modo, los políticos restaban protagonismo a un escenario macroeconómico realmente flojo, con un PIB americano que confirma un crecimiento muy moderado, con una demanda interna reducida, con datos de empleo que suben muy lentamente y con datos de la Eurozona muy débiles, al igual que en los mercados emergentes.
Las expectativas de actuación de la Fed y el BCE para frenar de forma ¿temporal? el deterioro de los mercados y la economía real son muy grandes. Hemos visto una recuperación muy fuerte de las bolsas periféricas, la reducción de la prima de riesgo española, la recuperación del euro frente al dólar y el yen, la subida de rentabilidad del bund… etc, etc. Pero hasta ahora, todo lo que vemos son palabras. No es la primera, ni la segunda vez que las palabras no se traducen en hechos. Sí que parecen haberle visto las orejas al lobo los políticos, sobre todo los Alemanes, que ven que la situación actual afecta claramente a la evolución de su economía. La tendencia es evidente. Se deteriora la economía y eso afectará a sus empresas, a su empleo, y puede que a su rating, ahora puesto en perspectiva negativa.
El mercado espera hechos, porque no solo de palabras puede vivir. España no puede financiarse a estos niveles. Es verdad que hoy ya vemos un 6.50% en la Tir del 10 años, y que la prima de riesgo está ahora más cerca de 500 puntos, lejos de los 650 puntos, pero los actuales precios también son muy altos. No es sostenible la financiación a estos niveles. Todavía cotiza por encima del 6% el plazo de cinco años y al 5.80% el tres años. Todavía tenemos muchas comunidades autónomas con enormes problemas para poder financiarse, un sector bancario sin recapitalizar (y sin saber exactamente la cifra final), enormes necesidades de emisión este año del Estado (+ de 100.000 mill. Euros), etc. Todo ello nos lleva a pensar que un rescate de España es inminente. No será del calado de Grecia, Portugal o Irlanda. Puede ser una línea de crédito que se va activando a medida de nuestras necesidades, combinándolo con un apoyo en los mercados secundarios y continuando con una política de emisión más reducida. Pero eso es un rescate, una ayuda, un échame una mano, un cable, o como lo queramos llamar, porque sola, lo que es sola, España no puede mantenerse en esta situación. Esa es la realidad.
El próximo jueves España saldrá al mercado a emitir bonos a corto, medio y largo plazo, el mismo día que el BCE se reúne y su Presidente hará la habitual conferencia en la que se espera se reafirme en sus declaraciones, pero que adopte ya alguna medida. Quizás una bajada de tipos y el mercado espera mucho más. También espera que el miércoles la Fed pudiera anunciar algún nuevo programa de estímulo monetario.
Quién sabe si veremos estas cosas y algunas más que parte del mercado espera. En nuestra opinión, las incertidumbres permanecen en los mercados de renta fija, todavía tenemos altas primas de riesgo y los inversores extranjeros nos han abandonado. Hasta el mes de septiembre u octubre la situación no parece que pudiera cambiar. Esta semana, por tanto, es determinante. Si el objetivo ahora mismo es preservar capital, habría que esperar a los hechos que confirmen las palabras, porque si no se producen, las caídas podrían ser de un fuerte calado.  
En todo caso, descartamos cualquiera de esas ideas que circulan entre muchos clientes: rotura del euro, salida de España del Euro o caídas mayores de las vistas. Creemos que lo peor ya lo hemos visto, pero que podríamos ver episodios de volatilidad que te permitan entrar con mejor pie, y sobre todo con mayor seguridad. El recorrido por arriba todavía es muy alto en la bolsa, sobre todo la española. No tanto en el resto de Europa, EEUU o emergentes, que ya han tenido un buen comportamiento este año y la variable macro tiene que imponerse.

1 Comment

  1. El mercado en general es muy cambiante y es muy amplio para competir en un solo sector, hoy dia las estrategias de mercadeo o marketing son varias y ayudan como mecanismo alternativo de competencia y no solo de simple publicidad

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s